Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ALBERT COSTA | DEPORTISTAS

El adiós de un líder silencioso

El capitán de la Copa Davis ha liderado la mejor generación de tenistas españoles hacia su quinta ensaladera lograda este año ante Argentina.

Lidia con 40 representantes. Coordina a 40 tenistas. Entiéndete con 40 entrenadores. Así responden en la Federación a los que piensan que el seleccionador apenas tiene trabajo. Albert Costa, que en 2011 conquistó su segunda Copa Davis en tres años en el banquillo, ha hecho un arte de ese juego de equilibrios. Fue un líder silencioso, capaz de aprovechar la bonhomía de sus jugadores para formar un grupo sin egos. Se vio en la final de Sevilla, ganada contra Argentina: mientras los visitantes se desangraban por la herida del pulso Nalbandian-Del Potro, España, una balsa de aceite, competía sin celos, pese a reunir al número dos mundial (Nadal) y al cinco (Ferrer), dos pesos pesados. Fue el sello de Costa, que deja el cargo tras elegir a su sucesor.

Juan José Mateo es periodista de EL PAÍS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de diciembre de 2011