Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El legado de Gallardón

El alcalde blinda a sus funcionarios

El acuerdo entre Ayuntamiento y sindicatos mantiene las condiciones

El mismo día que Alberto Ruiz-Gallardón dejaba la alcaldía para formar parte del Gobierno de Mariano Rajoy, firmó un acuerdo con los sindicatos que afecta a los 27.000 empleados municipales. Frente a la actuación de su compañera y rival política, Esperanza Aguirre, que ha incluido varias enmiendas en la Ley de Acompañamiento del Presupuesto para recortar derechos laborales y de forma sorpresiva, el próximo ministro de Justicia cerró ayer un consenso con la plantilla municipal, tras un mes de negociaciones.

El Ayuntamiento cerró el convenio ayer a última hora de la tarde con tres de los cuatro sindicatos presentes en la mesa general (CC OO, UGT y CSIF) y sin la firma de CGT. El convenio, vigente entre 2012 y 2015, no incluye mejoras económicas pero sí el compromiso de negociar las situaciones que puedan poner en peligro el empleo o estudiar mejoras en los sueldos si la situación económica cambia.

"Este convenio demuestra que se pueden cerrar acuerdos sin recortar derechos, como ocurre en otras Administraciones, la más cercana la Comunidad de Madrid", señaló ayer Pedro Delgado, responsable local de CC OO. El Gobierno regional ha ampliado la jornada de 35 a 37,5 horas para todo su personal (con un alza de 12 millones de horas que equivale a casi 8.000 puestos de trabajo en jornada completa) y recorta un 40% el sueldo de los trabajadores entre los días 4 y 20 de una baja por enfermedad (excluye accidente laboral y maternidad).

Según el grupo parlamentario popular, el objetivo es controlar el absentismo. La Comunidad ha dado este paso sin acuerdo con los sindicatos, que conocieron la medida el lunes, al tiempo que se registraban las enmiendas. En el caso municipal, el acuerdo sobre las condiciones de trabajo mantiene las 35 horas semanales y también el 100% del sueldo mientras estén de baja. El Consistorio vigila desde hace dos años el absentismo de su plantilla mediante un acuerdo con las mutuas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de diciembre de 2011