Reportaje:

La T-10 sube el 12% el 1 de enero

El abono de 10 viajes costará 9,25 euros y el billete sencillo, que se dispara el 38%, dos euros - Los peajes costarán el 5,4% más y las bonificaciones cambian

A los usuarios de transporte público moverse por la ciudad les va a salir mucho más caro a partir del 1 de enero. La T-10, el abono integrado para 10 trayectos, el título más utilizado de Barcelona, subirá un euro. Pasará de los 8,25 euros que cuesta hoy a 9,25 euros, tras un 12% de incremento. Según la propia Generalitat, "es probablemente la subida más sustancial de su historia". El billete sencillo sube un 38%, de 1,45 a dos euros, según anunció ayer el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder. La idea, ha justificado, es bonificar más los billetes mensuales y trimestrales, frente a los de uso más esporádico.

La subida media de tarifas que aprobó ayer el Consejo de Administración de la Autoridad del Transporte Metropolitano es del 7,8%. Descienden ligeramente la T-Mes, que costará 50 euros (el 2% menos), y la T-Trimestre, que pasará a costar 135 euros (3,6% menos). A cambio, sube todo lo demás. También las multas por colarse sin pagar: de 50 a 100 euros. Recoder culpó del tarifazo general al Estado y al anterior Gobierno tripartito. Al Estado le atribuye una fuerte bajada en las aportaciones que hace al sistema de transporte público. En 2012 inyectará 113 millones a un servicio que cuesta 587 millones. Es un 43% menos de lo que aportaba hace solo dos años. Al anterior Gobierno le echa en cara haber permitido que se acumule un déficit de 88 millones de euros. "No queremos que se vaya haciendo una bola, como ha ocurrido por ejemplo en la Agencia Catalana del Agua", justificó, en referencia a la insostenible deuda que arrastra la ACA. Así pues, hasta ahora los viajeros pagaban con su billete el 42,2% del coste real del servicio (el resto era subvencionado); ahora pagará directamente el 47,2%.

Además, todos los operadores de transporte tienen que "optimizar" sus servicios. Ferrocarrils eliminará el servicio los sábados entre las dos y las cinco de la madrugada. El metro de Barcelona y los autobuses (que mantendrán su servicio nocturno el sábado) ahorrarán 56 millones de euros reduciendo la frecuencia fuera de horas punta.

Los conductores también deberán pagar más en los peajes: un 5,4% de media los coches y un 2,8% los vehículos pesados, si bien, en algunos tramos, levantar la barrera costará hasta un 6,6% más. El consejero anunció que también se eliminarán las bonificaciones actuales para los usuarios de las autopistas catalanas y se sustituirán por otras. Calificó la reforma de descuentos de "revolución". El túnel del Cadí seguirá siendo gratis para los empadronados en la Cerdanya, el Alt Urgell y el Berguedà, pero del resto de las actuales bonificaciones se pasará en prácticamente todos los peajes a descuentos por: vehículos ocupados por tres o más personas, vehículos menos contaminantes y vehículos frecuentes, es decir, que usen esas vías al menos 16 veces al mes.

El problema es que las bonificaciones actuales desaparecen el 1 de enero de 2012 y el nuevo sistema de subvenciones no entrará por completo en vigor, porque los peajes no están preparados técnicamente. Para las bonificaciones por uso habitual no hay problema, ya que se controlan gracias a un Teletac en el coche (pago automático vinculado a una cuenta corriente). Para los coches menos contaminantes será necesario crear un registro. Y el descuento de alta ocupación será todavía más complejo: hay que instalar en todos los puestos de barreras sistemas de cámaras que hagan el recuento de pasajeros o cobrar manualmente a quienes exijan esta tarifa especial. "Estamos en conversaciones con las concesionarias", asegura el consejero.

Las nuevas tarifas

- Incrementos de precio (para una zona): el billete sencillo pasa de 1,45 a dos euros;

la T-10, de 8,25 a 9,25 euros;

la T-50/30, de 33,5 a 37 euros; la T-Mes, de 51 a 50 euros,

y la T-Trimestre, de 140 a 135 euros.

- Las multas por colarse en el transporte público suben de 50 a 100 euros.

- Los peajes de las autopistas que gestiona la Generalitat también suben, entre el 4,88% y el 6,67%.

- Las bonificaciones actuales por residencia son sustituidas por otras para coches poco contaminantes, con más de tres pasajeros o que usen a diario las vías de peaje.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Cristina Delgado

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS