Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Concurso de fotografía UNIVERSO EN ESPAÑOL | FOTOGRAFÍA

Un grito por la dignidad

Son 'Supervivientes', la cara del paro en España. Tres retratos que quieren simbolizar a todos los que malviven en precario. Explica su autor: "Desnudos, ven amarillear sus títulos en cajones en un universo sin perspectivas".

ConSupervivientes trato de poner cara y rostro a algo tan actual como la crisis y la precariedad económica en la que muchos estamos metidos. Estamos desnudos porque no tenemos ningún arma. No podemos escondernos. Lo que hay es lo que se ve", razona Óscar Romero, sevillano de 27 años, fotógrafo, ganador del Premio Retrato Solo Loewe, englobado dentro del Concurso Internacional de Fotografía Universo en Español de El País Semanal.

"Me ha pillado de sorpresa. No tenía mucha esperanza en ganar. Pero es un gran orgullo que varias personas tan metidas en el mundo de la fotografía hayan valorado mi trabajo", es lo primero que comenta. Supervivientes es un relato de la escasez, y así lo describía el autor cuando nos envió su propuesta por correo electrónico: "El instinto de supervivencia salva al ser humano de condiciones adversas y las deja atrás. Alrededor de cinco millones de españoles se han asfixiado a la espera de oportunidades laborales o por su pérdida después de una vida. Desnudos, hombres y mujeres ven amarillear sus títulos en cajones y enrudecer sus manos en un universo voraz sin perspectivas. Porque la vulnerabilidad ha despertado a la dignidad y de ella se alimentan los supervivientes".

"Trabajar gratis es contraproducente, pero tenemos que ser egoístas y aprovechar las pocas oportunidades que hay"

Óscar Romero es el segundo de los tres vencedores del concurso. El 11 de diciembre dimos a conocer la serie Entre nubes, del canario Héctor Guerra, vencedor del Premio Historias Instituto Cervantes; el próximo 31 de este mes desvelaremos quién se lleva el Premio de los Lectores de El País Semanal. En total han participado 5.000 personas, que han enviado unas 40.000 imágenes. Para el vencedor, haber sido elegido es un orgullo: "Los fotógrafos vivimos una situación de vulnerabilidad y falta de oportunidades. Gracias a la democratización de la fotografía, todo el mundo tiene una cámara y hace fotos. Muchas veces se valora muy poco la calidad o el concepto de la imagen".

El departamento de fotografía de El País Semanal preseleccionó los 20 trabajos finalistas para la categoría de Historias y otros tantos para Retrato. Los ganadores del concurso se decidieron, a finales de noviembre, por un jurado presidido por Manuel Borja Villel, director del Museo Reina Sofía, y compuesto además por la directora de cultura del Instituto Cervantes, Juana Escudero; por el presidente de Loewe, Juan Pedro Abeniacar, y por los fotógrafos Jordi Socías, Marisa Flórez e Isabel Muñoz.

Borja Villel, en nombre del resto del jurado, explica por qué se decidieron por la serie de Romero: "Sus fotografías tienen algo de arquitectónico. No son anecdóticas. No se quedan en el detalle. Construye un relato, despegándose de los retratos más tradicionales". En las tres imágenes enviadas -dice el autor que hay más y que es un proyecto en progreso aparecen Julio, Iram y el propio Óscar. Dice él que en realidad no importan los protagonistas, porque no lo son: "Ellos y yo no somos lo importante, sino que lo es la idea. No quiero reflejar la vida de Julio e Iram o la mía, sino la de todos los que estamos en esta situación de precariedad". Pero aunque él insiste en restar protagonismo a las personas concretas, lo cierto es que es interesante conocer que Julio es diseñador de moda y está en paro, y que Iram es periodista sin empleo fijo.

De Óscar se podría decir que la fotografía es su profesión, pero él recalca con cierto punto de amargura y resignación que un profesional de algo es alguien que se gana la vida con ello. Óscar compagina aquello para lo que siempre estudió, en Sevilla y en Madrid, con la faena en un bar. Un lugar que le da para pagarse el alquiler y comer. Pero lo justito, sin alegrías, porque solo acude media jornada durante 15 días al mes: "Ni en bares hay trabajo en Sevilla".

Así que el premio le ha dado a Romero una doble alegría. Económica -se lleva 5.000 euros- porque, según cuenta, muchas veces le ha tocado fotografiar sin compensación a cambio: "Trabajar gratis es contraproducente. Al hacerlo, estás contribuyendo a que ese concepto se siga generando. Pero, por otro lado, cada uno tenemos que ser egoístas y aprovechar las pocas oportunidades que se nos presentan, incluso sin dinero de por medio". Y también una felicidad moral: "Conseguir visibilidad gracias a este concurso es el mayor premio".

La fotógrafa Isabel Muñoz, miembro del jurado, explica: "Las imágenes de Óscar Romero son una forma de retratar que me interesa mucho porque es muy conceptual. Me emociona ver esas caras y me dan ganas de saber más de ellos. Son personajes que se entregan. No son un retrato más. Eso es muy importante, pienso que no pasan desapercibidos". Esa era la intención, poner cara a los cinco millones de parados para que no caigan en el olvido de la rutina de los noticiarios.

Óscar Romero, sevillano de 27 años, ganador del Concurso Internacional Universo en Español, organizado por 'El País Semanal' con la colaboración del Instituto Cervantes y el patrocinio de Solo Loewe, recibirá un premio de 5.000 euros. Sus imágenes formarán parte de una exposición fotográfica en el Instituto Cervantes en 2012.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 2011