Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia anula las cuentas de 2010 de Majadahonda

El alcalde pide al PSM que no le denuncie y ofrece un pacto

La Sección Segunda del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado con su sentencia del 29 de septiembre pasado el presupuesto del Ayuntamiento de Majadahonda de 2010 por incumplir la Ley del Suelo regional y el artículo 193 de la Ley Reguladora de Haciendas Locales. El fallo judicial se ha dictado después de que los componentes del anterior Grupo Municipal Socialista de Majadahonda presentaran un recurso contencioso-administrativo al considerar ilegales los presupuestos de 2010 del Ayuntamiento encabezado por el popular Narciso de Foxá. Las cuentas de Majadahonda son, así, las segundas anuladas por los magistrados de la Sala Segunda de lo Contencioso-Administrativo, ya que el mismo 29 de septiembre estos jueces anularon las del municipio de Las Rozas de 2009.

Los jueces del TSJM sostienen que el equipo de gobierno de Majadahonda vendió suelo municipal y con el dinero recaudado sufragó el gasto corriente de los presupuestos municipales, según la sentencia, que indica que este trasvase de dinero está prohibido por la Ley del Suelo regional. El fallo considera, además, que las cuentas presentadas por el Ayuntamiento encabezado por Narciso de Foxá tratan de "eludir el cumplimiento de la ley", puesto que el dinero procedente de la venta de parcelas se dedicaba a lo que calificaban como "programas de interés social": "Y esto constituye un mecanismo para eludir los límites establecidos en la Ley del Suelo de Madrid", destaca el tribunal madrileño.

Además, el TSJM argumenta que el presupuesto no cumple con "la nivelación" a la que obliga la Ley de Haciendas Locales, ya que arrastra del año anterior un déficit que el alcalde majariego cifra en seis millones de euros. La exigencia de nivelación de los presupuestos de un Ayuntamiento significa que de un año a otro los presupuestos municipales no pueden arrastrar deudas, sino que tienen que compensarlas reduciendo el gasto o aumentando los ingresos, logrando que la resta entre los ingresos y los gastos dé el resultado de cero. Otro de los motivos por los que la sentencia justifica la anulación de los presupuestos es porque estos asignan el dinero del urbanismo a los gastos corrientes y no a las inversiones, infringiendo de esta forma el artículo 5 de la Ley de las Haciendas Locales.

El primero en el Ayuntamiento en conocer la anulación de los presupuestos de 2010 fue el portavoz del PSM-PSOE local, Borja Cabezón, quien destacó "la falta de rigor" de las cuentas del PP a lo largo de los últimos años. "No entendemos la razón por la que suben a todos los vecinos el impuesto de bienes inmuebles (IBI), con la única intención de pagar el agujero creado por el desfalco de la corrupción de sus propios gobiernos".

Para el portavoz socialista, la gestión del alcalde "es lamentable y costosa para los vecinos". Y como ejemplo de reducción del gasto, Cabezón apunta una posibilidad: "Reducir los contratos inflados que se firmaron con ciertas empresas en la etapa golfa del Gürtel". Para aumentar sus ingresos, Narciso de Foxá debería, según el edil socialista, pedir a los adjudicatarios de las concesiones que paguen sus deudas. "En Majadahonda se sigue regalando el suelo: una concesión de un gimnasio privado paga 1.000 euros al mes por 28.000 metros cuadrados. Es una vergüenza. Y luego dicen que tienen que recortar en clases de apoyo escolar, en ayudas a viviendas para jóvenes, en sanidad o en servicios sociales".

En Izquierda Unida, el edil Juancho Santana coincidió con los socialistas en considerar "desde un principio" que los presupuestos del PP "eran ilegales".

Por su parte, el alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá, apostó por llegar a un acuerdo con los socialistas: "Podemos hacer dos cosas: o llegar a un acuerdo con el PSOE para que esperen hasta enero, mes en el que acabaremos con las deudas, o pedir un crédito. A mí no me hace falta pedir un crédito porque pago a mis proveedores a 55 días", relata el regidor. No obstante, el primer edil reconoce que la ley ha anulado su presupuesto: "Por lo que antes de ir a un juzgado voy a cumplir el fallo. Hace mucho tiempo que me dije a mí mismo que no iba a pisar un juzgado, por lo que si el PSOE no se compromete y me denuncia tendré que pedir un crédito. Pero a mí me gustaría llegar a un pacto para esperar hasta enero, ya que si pido un crédito se generan una serie de gastos asociados, como por ejemplo la comisión de apertura y los intereses. Y todo esto nos lo podríamos ahorrar".

Las sentencias

- La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso- administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado el presupuesto del Ayuntamiento de Las Rozas para el año 2009 por, entre otros motivos, no ajustarse a la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid y a la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

- La misma Sección Segunda del TSJM anula los presupuestos del Consistorio de Majadahonda por vulnerar las mismas leyes: la del Suelo autonómico y la de las Haciendas Públicas.

- En ambos casos, los denunciantes son los grupos municipales socialistas de cada Ayuntamiento, cuyas cuentas ya habían sido anuladas otros años, sin que hubiera consecuencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de noviembre de 2011

Más información