escapadas

Guía para mirar Madrid con ojos 'underground'

El artista vitoriano Iñaki Larrimbe ha confeccionado con la ayuda de lo más granado de la escena underground madrileña una guía de rarezas locales que ha titulado Turismo Raro. "Hay un turismo oficial enfocado al patrimonio histórico y cultural pero existen otras narrativas que surgen de las calles", explica Larrimbe.El proyecto es la segunda parte de Unofficial Tourism (Turismo No Oficial). He aquí algunas de sus rutas:

- Animales disecados. La fotógrafa Ana Nieto ha recopilado las cabezas de toro o ciervo que visten las paredes de tabernas (como La Taurina, Carrera de San Jerónimo 5), pero también de cocodrilos, lechuzas, zorros u osos polares que acechan agazapados (como el caimán del Geographic Club, en Alcalá 141).

Más información

- Arte urbano. El bloguero Guillermo de la Madrid señala las obras más señeras, esas que no han sido colocadas para impresionar al visitante, como la obra de Boamistura en San Dimas 23 o la de Sam3 en Madrid Río.

- Rótulos de comercios. Ante la uniformidad que imponen las franquicias, los rótulos de neón de los pequeños comercios preservan cierta identidad. Los recogen el dibujante Mauro Entrialgo y la periodista Adriana Herreros. Ejemplos: el luminoso de la chocolatería San Ginés, Arenal 11, o el del café Central, en la plaza del Ángel.

- Relojes de sol. Madrid cuenta con una buena colección de ellos, según Macu Vicente. Hay un reloj ecuatorial en Recoletos, 15, o uno vertical, de Alberto Corazón, en la plaza del Rey 1.

- Solares autogestionados. El colectivo Todo por la Praxis nos acerca a los espacios que hacen brotar trazos de una realidad alternativa. Los hay en Antonio Grillo 8 o en el enorme patio de la Tabacalera de Lavapiés, Embajadores 53.

- Madrid fantástico. La escritora Jimina Sabadú recoge las facetas de la ciudad plasmadas en cine, cómic o literatura: el piso de la plaza de España donde Iván Zulueta rodó parte de Arrebato o la estatua del Ángel Caído en el Retiro que sale en El Día de la Bestia.

- Placas de calles. El fotógrafo Santi Ochoa señala las placas subversivas que el 15M colocó en Malasaña o la placa que recuerda al primer cine en la carrera de San Jerónimo 32-34.

- Boleras de Madrid. Los grandes espacios de las boleras madrileñas aún conservan algo de rancia dignidad. La más veterana es Bowling Chamartín (en Agustín de Foxá, 26).

La guía se puede descargar en PDF en turismoraro.blogspot.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de octubre de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50