Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Riesgo autocomplaciente

¿Puede una película ser arriesgada y autocomplaciente al mismo tiempo? ¿Los experimentos cinematográficos, a fuerza de repetición, se pueden convertir en una oda a la obviedad? ¿Puede una película resultar hermosa y cansina a partes iguales? Estas y otras preguntas se acumulan en el espectador acostumbrado a los productos festivaleros, al cine en versión original, al antiguamente llamado de arte y ensayo, al ver Las acacias, película argentina dirigida por el debutante Pablo Giorgelli, de 44 años, que quizá hubiese sido osada hace una década y media, pero que por culpa de (o gracias a) la reiteración de esquemas, ahora no es más que otra de las docenas de películas que, cada año en todo el mundo, invitan a la audiencia a sumergirse en el minucioso recorrido físico y moral de unos personajes a la deriva que, gracias al encuentro con el otro, con una persona en las antípodas, encuentran el camino hacia la esperanza a través de diálogos y acción mínimos (Somewhere, de Sofia Coppola, es la penúltima).

ONE DAY (SIEMPRE EL MISMO DÍA)

Dirección: Lone Scherfig. Intérpretes: Anne Hathaway, Jim Sturgess, Patricia Clarkson, Jodie Whittaker, Rafe Spall. Género: Drama. Estados Unidos, 2011. Duración: 107 minutos.

Un huraño camionero, mirada de pasado y dolor, debe transportar en su camión a una madre y a su bebé, miradas de futuro y esperanza, desde Asunción, en Paraguay, hasta Buenos Aires. Mil quinientos kilómetros a golpe de pisadas de embrague que invitan a la reflexión. Pero, ¿qué hacer ante una película en la que se sabe exactamente lo que va a ocurrir desde el primer minuto hasta el último? Quedarse con lo bueno: con el escrupuloso mantenimiento del punto de vista (ni una sola vez se ve el camión desde fuera), con el mérito de filmar una historia casi exclusivamente a bordo de una cabina, con las preciosas reacciones del bebé... De todos modos, para llevar la contraria al crítico, el riesgo autocomplaciente aún parece tener crédito en ciertos sectores: Las acacias ganó la Cámara de Oro a la mejor ópera prima del Festival de Cannes este año 2011.

Fotograma de la película <i>Las acacias</i>.
Fotograma de la película <i>Las acacias</i>.
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción