Educación restringe el cobro de los incentivos del programa de calidad

Todas las primas a los docentes dependerán de la consecución de los objetivos

Los docentes de la enseñanza pública que se inscriban en el Programa de Calidad y Mejora de los Rendimientos Escolares ya no recibirán automáticamente la mitad de los 7.000 euros de incentivos previstos en el plan. La Consejería de Educación publicó ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía la nueva orden que regula este programa, que comenzó a funcionar en 2008 y persigue mejorar los resultados de los estudiantes a través de un sistema de primas para los profesores y maestros.

Educación se ha visto obligada a incluir las modificaciones debido a que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anuló el año pasado el plan de calidad. Los magistrados dieron la razón a los sindicatos CSIF y Ustea, que habían recurrido el programa. En concreto, el TSJA entendió que tal y como estaba diseñado no se vinculaba "la consecución de los objetivos educativos con la percepción de los incentivos".

Los cambios incluidos se deben a que el TSJA anuló el plan el año pasado
Más información
El TSJA permite a Educación seguir pagando incentivos
El plan de incentivos enfrenta a los sindicatos de profesores

El sistema existente hasta ahora contemplaba que los docentes del centro educativo que se incorpora en el programa -algo voluntario- recibirían directamente 600 euros el entrar en el plan: 1.200 el primer curso de aplicación y 1.800 el segundo. Los 3.400 restantes eran variables, se cobraban en función de la consecución de los objetivos que se fijaban en el plan. Cuantos más objetivos se completaran, más dinero se recibía.

La nueva orden restringe el pago de los incentivos ya que todos los cursos se deberán evaluar los objetivos de cada centro educativo para repartir los estímulos económicos. Además, se amplía la duración del programa de tres a cuatro cursos, ya que los 600 primeros euros se cobrarán también en función del porcentaje de objetivos cumplidos ese primer año de aplicación del plan de calidad. Sin embargo, el último curso los docentes tendrán la opción de recuperar los incentivos que no cobraron si cumplen con los objetivos globales que se fijaron.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para evaluar el nivel de cumplimiento se tendrá en cuenta: "Tasas de promoción y titulación, resultados de la prueba de diagnóstico y de la prueba Escala y, en el caso de la educación infantil, nivel de consecución de los objetivos educativos de la etapa alcanzado por el alumnado". La Agencia Andaluza de Evaluación Educativa se encargará de examinar el cumplimiento de los indicadores.

Otra de las novedades que se incluyen, también como consecuencia de las sentencias del TSJA, es la forma de entrar en el programa, que sigue siendo voluntaria. Hasta ahora, era el claustro de profesores el que decidía adherirse al plan. Tras la entrada en vigor de la nueva orden, la última palabra la tendrá el Consejo Escolar, donde también están representados los padres y el resto de personal de cada centro. Sin embargo, un colegio o instituto no podrá entrar en el programa si el claustro se opone.

Además, también se ha tocado el número de votos de profesores y maestros necesarios para inscribirse. En el anterior plan se necesitaba el apoyo de dos tercios de los docentes del claustro. Ahora, basta con que sea la mayoría. Por último, en la modificación publicada ayer se contempla la posibilidad de que los centros educativos que se adhieran reciban un 5% más de presupuesto para gastos de funcionamiento.

El primer plan de calidad estuvo envuelto en polémica debido al rechazo de parte de los sindicatos, entre ellos, los dos que recurrieron la anterior orden. La modificación del programa no ha conseguido reducir esa tensión. Al contrario, los cinco sindicatos con representación en la mesa sectorial regional de educación rechazaron la orden. Incluidos CC OO y UGT, que sí habían apoyado el primer programa y que ahora critican que se restrinjan los incentivos debido a las sentencias del TSJA.

El 52% de los centros públicos se han adherido al plan desde que empezó a funcionar en 2008. Sin embargo, el apoyo ha sido muy dispar en primaria y secundaria. De los 1.787 centros, cerca del 70% son colegios y solo un 30% son institutos. En este momento, 620 centros de Andalucía están inmersos en el programa, ya que los 1.167 restantes concluyeron el año pasado su participación.

Sobre la firma

Manuel Planelles

Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS