Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía investiga el urbanismo en el municipio

La Policía Judicial investiga si la red corrupta encabezada por Francisco Correa pudo haber cobrado a empresarios con intereses urbanísticos en Boadilla del Monte un porcentaje de sus beneficios. Llama la atención que la sociedad Narcisos 22, que el magistrado Pedreira incluye como integrante de la red empresarial de Correa, acabará siendo propietaria de un porcentaje, normalmente, del 2,5%, de varios aprovechamientos urbanísticos en el municipio.

La empresa Narcisos 22, según el sumario, estaba encabezada por el imputado Jesús Calvo Soria, a quien un reciente informe policial considera "un mero testaferro" de Correa: "Actúa como un testaferro más dentro de la organización. Es la cabeza visible de la sociedad Lujeca, una empresa creada por él mismo, pero en otras inversiones está dirigida por los miembros de la organización. Se llega a esta conclusión porque Jesús Calvo Soria actúa en realidad siguiendo instrucciones" de los dirigentes de la red Gürtel.

Por eso la policía trata de comprobar si la sociedad Narcisos 22 pudo haber cobrado en especie, es decir, en terrenos reclasificados, cada vez que cualquier empresario quería promover un terreno dentro del municipio, cuyo plan general ha sido recientemente paralizado por la justicia. El cobro de este porcentaje, por unos supuestos trabajos técnicos, serían incompatibles con la existencia de otra firma privada a la que se le había encomendado la gestión del planeamiento local. De hecho, el Ayuntamiento de Boadilla, con el entonces alcalde Juan Siguero, también imputado, envió un documento al Tribunal Superior de Justicia de Madrid en el que remarcaba que no existía ningún expediente de contratación ni factura por parte de Narcisos 22 a Boadilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de septiembre de 2011