Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fracasa otra querella por la 'desconexión' de Ramona

Nuevo respaldo judicial a la norma andaluza de muerte digna. El Juzgado de Instrucción número 4 de Huelva ha archivado la querella de la asociación Derecho a Vivir (DAV) contra la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, y contra el hospital Blanca Paloma por retirarle la sonda nasogástrica a Ramona Estévez, la mujer de 91 años que está en coma tras un infarto cerebral irreversible. El juzgado número 5 de la Audiencia ya se pronunció en igual sentido el 26 de agosto.

La DAV acusó al hospital y a la consejera de un posible delito de omisión del deber de socorro y de otro de inducción o asistencia al suicidio. La propia asociación ha informado del archivo judicial y anunciado que apelará. Argumenta que los hijos de la paciente no han acreditado "de ninguna forma" que estén siguiendo la voluntad de la paciente.

La juez, por el contrario, considera que la declaración de los hijos y los testigos es suficiente para asegurar "la total conformidad de los familiares directos de la paciente así como su petición expresa en la retirada de la citada sonda".

La Fiscalía informó que la primera denuncia de la asociación fue archivada por ausencia de indicios de delito y porque DAV no está legitimada al no ser parte interesada en el procedimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de septiembre de 2011