Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El conflicto libio | El fin de la dinastía

Los túneles secretos del coronel

Un entramado de corredores subterráneos recorre la capital y sale al desierto

Obsesionado por su seguridad, el coronel Gadafi ha dedicado casi 30 años de su dictadura a urdir una de las maniobras de evasión mejor proyectadas de la historia. Preocupado por la creciente hostilidad de Occidente contra su régimen, el líder libio puso en marcha en 1984 la construcción de cientos de miles de kilómetros que oficialmente fueron descritos como "túneles de riego", pero cuya utilidad podría ir más allá de lo doméstico y servir también a intereses particulares.

En los últimos días se ha barajado la posibilidad de que el coronel se esconda bajo tierra. Un entramado de túneles que confluyen en una serie de búnkeres diseminados por la geografía libia podrían servirle de guarida. Los servicios de inteligencia norteamericanos han barajado largo tiempo esta posibilidad. Al parecer técnicos y maquinaria europea y surcoreana podrían haber hecho posible este vasto proyecto de ingeniería.

Construido a base de secciones de hormigón armado de unas 76 toneladas de peso y a una profundidad de 182 metros de profundidad, los conductos subterráneos podrían posibilitar la movilidad del coronel.

La obra, cuyo coste alcanzó los 17.000 millones de euros, recibió el nombre de "el gran río hecho por el hombre" y fue proyectada como suministro de agua procedente de los acuíferos saharianos a las grandes ciudades, como Trípoli o Bengasi.

Los periodistas congregados en el hotel Rixos de Trípoli avalaron en mayo la existencia de dichos túneles tras una de las últimas comparecencias del líder líbio en los bajos del edificio. Ninguno de los reporteros había visto al coronel entrar en el edificio, de modo que su presencia solo era posible a través de algún tipo de infraestructura subterránea.

Naciones Unidas podría conocer el trazado de dichos corredores subterráneos, ya que fueron construidos casi en su totalidad por compañías occidentales.

Según informa el diario británico The Telegraph, el entramado podría conectar algunas de las principales ciudades de Libia con el desierto, al sur del país.

El pasado mes de abril, diversos túneles de similares características se hallaron bajo el palacio de verano de Gadafi en la localidad de Al Bayda, controlada por los rebeldes. El complejo, dotado de dormitorios, cocinas, cuartos de baño e incluso una sauna, fue descubierto a más de nueve metros de profundidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de agosto de 2011