Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Levantado el veto a las webs del 15-M en las bibliotecas

El 15-M ya no es "contenido no permitido" en las bibliotecas municipales. El Ayuntamiento de Madrid ha rectificado y ha levantado el bloqueo que existía sobre las páginas web de los indignados en las bibliotecas municipales. Tomalaplaza.net, democraciarealya.es y tomalosbarrios.net, tres de los sitios en los que el Movimiento informa de sus actividades, y que hasta ahora estaban vetados, ya pueden consultarse.

El Consistorio ha añadido estas tres excepciones al bloqueo de páginas de "activismo político"."Acceso denegado por política de contenidos. Usted está intentando acceder a contenidos no permitidos". Ese era el mensaje que aparecía hasta ahora en la pantalla de los ordenadores de las bibliotecas públicas municipales al teclear cualquier dirección de Internet relacionada con el Movimiento 15-M.

El aviso ya no aparece y se puede navegar por las tres páginas, según pudo comprobar este periódico ayer por la tarde en tres centros distintos. El Ayuntamiento ha incorporado al filtro genérico que impedía acceder a los usuarios a esas webs nuevas excepciones que levantan el veto a los dominios de Internet habituales de los indignados. Así lo explica el propio Consistorio, que en un comunicado admite que entre las restricciones relativas a criterios de "contenido" (que vetan webs de violencia, sexo, etc.) el sistema de filtrado que usa la plataforma de Telefónica contratada por el Ayuntamiento limita también el acceso a contenidos de "activismo" político.

La red informática municipal veta así las siguientes webs, según la definición del fabricante que incluye el texto: "Sitios patrocinados por o que proporcionan la información sobre partidos políticos, grupos de interés especiales, o cualquier organización que promueve el cambio o la reforma en la política pública, la opinión pública, la práctica social, o actividades económicas". Ahí estaba incluido el 15-M. Y, por ejemplo, también lo está la página de Bildu, que puede consultarse en euskera pero no en castellano. El caso de los indignados, según el comunicado, se ha debido a un "error de clasificación".

El sistema bloquea por defecto también todas las bitácoras personales. En este caso, porque "los blogs tienden a ser dinámicos y su contenido puede variar de inofensivo a extremo".

"Desde que el pasado martes conocimos lo que ocurría por la información de EL PAÍS dimos la orden de que se levantara la limitación", dice el concejal de Hacienda y Administración, Juan Bravo. El Consistorio asegura que el sistema incluye esos filtros genéricos y que ellos solo pueden incluir excepciones una por una. Así se ha hecho en el caso de las tres direcciones del 15-M, aunque no se hará, por ejemplo, en los enlaces que Tomalaplaza.net, el portal madre del Movimiento, hace a las páginas de Barcelona, Valencia, Vigo o Valladolid, a las que sigue sin poder accederse. El gobierno municipal alega que se actualizan constantemente y eso obligaría a hacer un seguimiento diario con un coste "desproporcionado".

¿Por qué tiene que filtrar el Ayuntamiento el acceso a contenidos de "activismo" político? "Este sistema lo tienen la mayoría de las empresas", defiende Bravo, que cree que son limitaciones "adecuadas" y que sirven para evitar que, por ejemplo, se pueda "acceder a la página de ETA". Si hay "errores o excesos", como con el 15-M, dice el concejal, se irá liberando individualmente, siempre que se detecten.

Se abre la veda de bloqueos (más) injustificados. Para reclamaciones, quien lo desee puede dirigirse al Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de agosto de 2011