Madrid quiere modificar la normativa de las torres de refrigeración

El brote de legionelosis que afectó a la capital entre octubre y noviembre de 2010, con 47 infectados y seis fallecidos, sacó a la luz graves deficiencias en el mantenimiento de decenas de torres de refrigeración. En una de cada cuatro de las que inspeccionaron los expertos de Sanidad se encontró la bacteria legionela. Los inspectores dieron con 35 torres fantasma, que no figuraban en el registro oficial a pesar de ser obligatorio. Todo ello ha llevado a la Comunidad de Madrid a pedir que se modifique la normativa estatal "con el objetivo de regular aspectos no contemplados en la actual y que ayuden a prevenir nuevos brotes", asegura un documento elaborado por la Dirección General de Ordenación e Inspección y presentado en unas jornadas técnicas a finales del pasado junio.

La Consejería de Sanidad ha tomado nota de lo que sus inspectores encontraron en pleno centro de la capital (corrosión, lodos, conductos deteriorados...) y ha elaborado unos criterios de actuación "con el fin de que las torres estén mejor mantenidas y evitar así este tipo de episodios que ponen en riesgo la salud de la población", asegura el documento, firmado el 7 de junio pasado por el director general de Ordenación e Inspección, al que ha tenido acceso EL PAÍS. El texto establece por ejemplo que las empresas que realicen tratamiento contra la legionela "están obligadas a verificar que las torres a mantener están notificadas".

Mal ubicadas

Los criterios fueron consensuados con las patronales del sector (Anecpla y Amed), según especifica el documento, que señala que Sanidad tuvo que "aplicar medidas cautelares y sancionadoras en las que se han visto implicadas más de 30 instalaciones, que presentaban deficientes condiciones higiénico-sanitarias". Las empresas "deberán verificar que las torres están bien ubicadas" y tendrán que realizar tratamientos de limpieza y desinfección "al menos dos veces al año repartidos a lo largo del periodo de funcionamiento de la torre", añade.

Una de las cosas que descubrió el exhaustivo análisis de 153 torres de refrigeración de Retiro y Centro (los distritos en los que vivían o por donde habían pasado los afectados) fue que, pese a que las torres estaban al cargo de empresas registradas, se detectaron "deficiencias de mantenimiento importantes". El 92% de las instalaciones contaminadas por legionelosis estaban mantenidas por empresas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de agosto de 2011.

Lo más visto en...

Top 50