Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis financiera | La respuesta de las Bolsas

Berlusconi promete un plan de estabilidad para septiembre

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, anunció ayer que el Ejecutivo pretende acordar con todas las fuerzas políticas y sociales un pacto de estabilidad para el crecimiento de la economía que se aprobaría en el mes de septiembre, tras concluir un encuentro celebrado este jueves con los representantes de los bancos, sindicatos y empresas en la sede del Gobierno.

Berlusconi consideró la reunión "la más cordial de los últimos 18 años", pero los agentes expresaron su preocupación y propusieron un plan para recortar deuda y crecer. Empresas y sindicatos recalcan "la situación de extraordinaria gravedad a la que hay que enfrentarse con determinación máxima, sin buscar excusas y atajos".

El plan anticrisis pide al Gobierno un acuerdo para aplanar la deuda, inversiones públicas, recortes en los costes de la política, simplificaciones en la administración pública y una reforma del mercado del trabajo.

"El país no puede esperar", espetó Emma Marcegaglia, presidenta del gremio de los industriales. "No estamos en una fase corriente: el diferencial en los títulos de Estado se acerca al de España, las Bolsas siguen desplomándose. El Ejecutivo tiene que actuar con urgencia para que volvamos a crecer". Hace meses que la industria -en teoría afín al emprendedor más rico del país- lamenta la inercia del Ejecutivo. Sergio Marchionne, consejero delegado de Fiat, declaró que Italia necesita una guía segura y creíble.

"No tengáis miedo"

Pero Berlusconi volvió ayer a vestir los indumentos del taumaturgo. "No creo que la crisis vaya a peor. La Bolsa es como un reloj roto: casi nunca dice la verdad". Alternó el papel de gran tranquilizador con el de la víctima del mercado y de la prensa: "Solo los medios de comunicación pusieron en relación mi intervención en el Parlamento con el comportamiento de los mercados, que reaccionan por razones propias y ajenas a la política". "No tengáis miedo, no vendáis vuestros títulos y, si tenéis dinero, invertid en mis empresas cotizadas", recalcó.

El Parlamento y Palazzo Chigi (sede del Gobierno) cierran hoy hasta el 6 de septiembre. Mientras, los mercados sufren bajo los latigazos de los especuladores y la prima de riesgo roza los 390 puntos.

Por otra parte, la Fiscalía de Trani ha incautado documentos en las oficinas de las agencias de rating Moody's y Standard Poor's implicadas en una investigación abierta por abuso de información y manipulación del mercado, según el Corriere del Mezzogiorno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de agosto de 2011