El arzobispo de Tarragona pide respeto a los inmigrantes

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, llamó ayer a los católicos a respetar las creencias de los inmigrantes. "El fenómeno de la inmigración no es actual puesto que Jesús de Nazaret fue inmigrante", y su familia, "refugiados políticos", publicó en la Hoja Parroquial. "Dios creó el mundo, pero no las naciones", afirma. Pujol argumenta que las personas que emigran buscan trabajo y mejores condiciones de vida, y que si Cataluña ha sobrepasado los siete millones y medio de habitantes es gracias a ellos.

Según Pujol, "desde antiguo hubo fronteras y siempre las personas han buscado su modo de vida en el lugar que les pareció conveniente". El arzobispo subraya que los inmigrantes "se integran en nuestros pueblos y ciudades y aportan valores de humanidad que contribuyen a una mejor comprensión entre todos". Y recalca que a veces son las personas inmigradas las que esparcen la fe católica en países donde esta religión es minoritaria y pone como ejemplo Suecia, donde en los años cincuenta había 19.000 católicos y con la llegada de emigrantes ahora son 200.000. "Cualesquiera que sea su religión o sus hábitos culturales, los inmigrantes deben ser acogidos como hermanos", defiende. "Gozarán entre nosotros de derechos y estarán sometidos a unos deberes, como todo el mundo; pero, deben recibir la comprensión y ayuda de quienes tenemos la suerte de no tener que abandonar nuestra casa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de agosto de 2011.

Lo más visto en...

Top 50