Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El accidente de Wenzhou cuestiona el AVE chino

El Gobierno chino destituyó ayer a tres altos funcionarios después de que el sábado dos trenes de alta velocidad colisionaran en Wenzhou (en la provincia oriental de Zhejiang) y se suscitaran interrogantes sobre la seguridad de las líneas de alta velocidad en China. Al menos 43 personas, entre ellas dos extranjeros, perecieron en el accidente, aunque los servicios de rescate continuaban ayer buscando supervivientes o más víctimas mortales. Dos vagones cayeron desde el puente en que quedó detenido el convoy que fue embestido.

Las autoridades chinas aseguran que un rayo provocó que uno de los trenes dejara de circular e inutilizó el sistema electrónico que advierte de que un tren se ha detenido en las vías.

La fiabilidad de la red ferroviaria china ha sido puesta en tela de juicio. Especialmente cuestionado ha sido el proyecto de la línea de alta velocidad Pekín-Shanghái, inaugurada el 1 de julio y que ya ha sufrido varios cortes de energía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de julio de 2011