Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos reclaman órdenes de alejamiento para los carteristas

La policía busca medidas para luchar contra los ladrones multirreincidentes

¿Qué hacer con los ladrones multirreincidentes que se cuelan en el metro y roban tantas carteras cómo pueden? Los Mossos d'Esquadra reclaman que fiscales y jueces pidan y dicten órdenes de alejamiento. De esa forma, cuando el carterista se acerque de nuevo al suburbano para cometer fechorías estará quebrantando una condena, y no un simple hurto.

Esta es una de las medidas que la policía estudia para luchar contra los ladrones multirreincidentes en el metro y en las zonas turísticas en general, según fuentes policiales. Ya en 2009, el Ayuntamiento de Barcelona, la fiscalía y los Mossos d'Esquadra trabajaron conjuntamente para que los jueces dictasen órdenes de alejamiento. Una de las sentencias más sonadas cayó en febrero del año pasado a una banda de 17 ladrones que actuaban en Badalona. Una juez ordenó su alejamiento y expulsión de la ciudad.

Manel Prat pide que la Guardia Urbana patrulle bajo tierra

El problema de los hurtos en el metro "no es solo una cuestión policial. Es necesaria una mayor coordinación e integración", defendió ayer el director general de la Policía, Manel Prat, en referencia al ámbito judicial. Pero no únicamente. Prat considera que los usuarios también deberían aplicar más medidas de "autoprotección". En ese sentido, el consulado japonés advierte a sus turistas. The Guardian se hizo ayer eco de la historia de Eliana Guerrero, de 38 años, una ciudadana que pertrechada con un silbato, avisa cuando ve ladrones en el metro de Barcelona.

Prat pidió también que la Guardia Urbana patrulle bajo tierra. "Tiene que estar, aunque eso implique una redistribución de efectivos", indicó. PP y PSC se niegan porque supondría restar agentes de la superficie. El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha puesto la cuestión sobre la mesa. Está previsto que el tema se trate el viernes que viene en la Junta de Seguridad Local.

En la actualidad, 94 mossos d'Esquadra trabajan en el metro divididos en turnos. En lo que va de año, han practicado 456 detenciones y han recibido 1.000 denuncias, según datos oficiales facilitados ayer. En 2010, la policía autonómica identificó a 28.467 personas, practicó 687 detenciones y recibió 1.867 denuncias. El problema es que determinados ladrones acumulan más de 100 o 150 detenciones al año cada uno.

Los agentes patrullan siempre de paisano, para poder pillar en flagrante a los cacos. Interior está estudiando algunos que ellos vayan también uniformados para reforzar la sensación de seguridad, aunque eso posiblemente impida que atraparlos con las manos en la masa. "Tenemos que cambiar la manera de trabajar", resumió Prat.

Las cifras de los robos y hurtos en el metro no han aumentado en los últimos años, según fuentes policiales. "No estamos peor que en otras ciudades", explicó Prat. En cualquier caso, el problema de la multirreincidencia no se soluciona. La policía intenta demostrar con sus investigaciones que algunos de los carteristas forman grupos criminales. De esa forma pueden enfrentarse a cárcel, una tipología de delito que aplicaron a cuatro mujeres rumanas que acumulaban 400 denuncias el pasado 6 de julio. Las cuatro quedaron en libertad con cargos.

Por otra parte, PP y CiU aprobaron ayer una moción que insta al Gobierno a incrementar la persecución de la venta ambulante ilegal. La resolución pide también que se aumente el patrullaje en zonas turísticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 2011