Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los indignados claman por la privatización de actividades culturales

El 15-M convocó ayer por la mañana una jornada de actividades culturales en protesta por la privatización, a partir del curso que viene, de las actividades culturales de la red de bibliotecas municipales, y lo hizo frente al Área de Gobierno de las Artes del Ayuntamiento de Madrid.

"Estas actividades -cuentacuentos, talleres de poesía, escritura creativa, clubs de lectura, tertulias filosóficas, inglés, informática, cursos de cine- eran gratuitas para los usuarios y venían siendo gestionadas por el Ayuntamiento de Madrid, quien contrataba directamente al profesorado (sin intermediarios ni subcontratas). Con la privatización de dichas actividades las condiciones cambiarán drásticamente, tanto para profesores como para usuarios", rezaba la convocatoria, promovida por la asamblea 15-M del barrio de Arganzuela.

Esta misma asamblea también organizó el debate del pueblo sobre el estado de la nación, en el que la defensa de lo público tuvo un papel protagonista. "Por una cultura sostenible, plural, de acceso libre y no vinculada al estricto beneficio", piden sus organizadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 2011