Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis en la Sociedad General de Autores

La SDAE fue discretamente disuelta un día antes de votar

Neri aceleró su cierre al saber que lo habían denunciado

La presentación en 2007 de la denuncia por el supuesto fraude a cargo de varias asociaciones —entre ellas la asociación de internautas— ante la Fiscalía Anticorrupción, precipitó las gestiones para hacer desaparecer la SDAE, la empresa dirigida por Neri a través de la cual se organizaba el desvío de fondos hacia las empresas de su propiedad. Esa disolución y absorción por la SGAE, según las conversaciones grabadas a Neri, trató de hacerse con la mayor discreción y celeridad para que se produjera antes de las elecciones a la junta directiva. Y así se hizo: la SDAE dejó de existir el pasado jueves, fecha señalada para la celebración de los comicios y víspera del arresto de Teddy Bautista, Neri y demás implicados. El auto explica cómo en esa operación, además del propio Neri, participó el director financiero de la entidad y también imputado, Ricardo Azcoaga, y ambos contaron con el consejo de uno de los abogados de la SGAE y el presunto apoyo de Bautista. El objetivo del cabecilla era conseguirlo sin dejar de percibir las retribuciones ilegales que recibía de las empresas de la trama, en especial de Hipotálamo (234.600 euros).

Así se lo hizo saber el propio Neri a la contable de la SDAE en una de las conversaciones grabadas el pasado 30 de mayo. "A mí y al presidente nos gustaría que antes del 30, antes de las elecciones, esté terminado el asunto este". "Dime de quién tendrías que tirar o podrías tirar. Si conoces a alguien que te ayude me da igual que me diga qué me cuesta. Ahora tú vas y le redoblas el asunto". Otra de las grabaciones, del 9 de julio, con su esposa María Antonia García Pombo, muestra cómo Neri trató de evitar que la fusión se publicara. "Queréis montar esto de manera que estás obligado a publicar en prensa o comunicárselo a todos tus acreedores", afirma que dijo en una reunión con el abogado y con Azcoaga. "Tienes de acreedor al Ministerio de Industria [...] que va a recibir una carta que les dice que toda la pasta que han metido en la SDAE es una puta mentira".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2011