Vida&Artes

Cheque escolar y docentes evaluados

Los centros educativos tienen falta de transparencia, de autonomía y de control de sus resultados. De cada 10 alumnos, tres fracasan: no obtienen el título de graduado en ESO. Los colegios concertados eligen en gran medida a sus alumnos. Los padres españoles no se implican bastante en la educación de sus hijos. Son algunos de los aspectos del diagnóstico que recoge el informe Educación y Formación Profesional encargado por la patronal CEOE.

Frente a ello, el trabajo propone casi una treintena de soluciones, empezando por la instauración de algún tipo de exámenes de fin de nivel para los alumnos. También pide mejor formación de los docentes. El carácter funcionarial de los de la enseñanza pública -lo que "hace muy difícil que experimenten recompensas positivas y negativas, especialmente las segundas"- no debería impedir que fueran objeto de "evaluaciones más objetivas". Estas podrían completar o reemplazar criterios como la antigüedad. "Las principales mejoras deberían darse en el ámbito de la contratación y el despido de los profesores", añaden.

Más información
¿Un gen del fracaso escolar?

Para lograr una competición "más libre y efectiva", el estudio señala que "debería equiparse más la financiación pública por alumno concertado y por alumno público". "Idealmente, la financiación de la enseñanza debería adoptar la forma de un cheque escolar", plantea.

El informe del Instituto de Estudios Económicos también propone eliminar el criterio de proximidad al domicilio en casos de demanda excesiva de plazas, en línea con una idea avanzada por la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre. Con medidas como estas, la CEOE cree que se alcanzaría un sistema educativo con mayores dosis de libertad y responsabilidad de los distintos actores de la educación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS