Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exesposa de Panero se niega a declarar ante el juez

Pedreira mantiene imputada a la que fue mujer del exalcalde de Boadilla

La exmujer del exalcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero se negó ayer a declarar ante el magistrado que instruye el caso Gürtel en Madrid, Antonio Pedreira, que la había citado como presunta autora de un delito contra la Hacienda pública. Elena Villarroya rechazó testificar al entender que el juez no era competente tras inhibirse de la investigación del caso a favor de la Audiencia Nacional, según explicaron ayer fuentes del caso, que especificaron que el magistrado ha decidido mantener su imputación. También estaba prevista la declaración de González Panero, pero esta se ha aplazado hasta el 14 de julio.

En su comparecencia ante el TSJM, Villarroya resaltó, además, su intención de no prestar declaración hasta que concluya la inspección de Hacienda a la que está sujeta.

La decisión del juez de imputar la semana pasada a González Panero, conocido como El Albondiguilla, y a su exesposa ha alejado la posibilidad de que el delito contra la Hacienda pública que el magistrado les atribuye prescriba, al haber pasado seis años, ya que fue el 28 de junio de 2005 cuando se abrió la cuenta en Suiza. Tanto Villarroya como González Panero fueron imputados como presuntos autores de un delito fiscal al poseer una cuenta no declarada al fisco en un banco suizo.

El fraude del que se les acusa asciende a 365.000 euros. En la cuenta, abierta a nombre de Longridge Internacional, SA, Villarroya aparecía como apoderada y González Panero como gestor. En declaraciones a EL PAÍS, González Panero negó tener ninguna relación con la empresa, asegurando que la figura de "gestor" no existe en relación con las cuentas bancarias. Asimismo, indicó que si el juez considera que la cuenta era propiedad de los dos ya no podrían ser acusados de un delito fiscal. No obstante, en la actualidad el límite para ser considerado delito fiscal es de 120.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de junio de 2011