Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Túnez envía aviones de guerra a la frontera libia

Las tropas de Muamar el Gadafi dispararon en abril cohetes contra un puesto fronterizo entre Libia y Túnez y días después varios proyectiles impactaron en Dehiba, un pueblo tunecino cercano al límite entre ambos países. Los rebeldes que persiguen la caída del dictador son ya dueños de ese puesto y los incidentes aislados se han repetido esporádicamente. El último ayer, cuando varios cohetes se estrellaron en suelo tunecino sin causar daños ni víctimas. Así las cosas, el Gobierno de Túnez decidió ayer dar un paso al frente y envió un avión de combate y un helicóptero de reconocimiento para sobrevolar la zona.

La última vez que los militares libios dispararon cohetes en la zona de Dehiba, el 17 de mayo, el Ejecutivo tunecino amenazó con plantear el asunto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y acusar a Libia de haber cometido "acciones enemigas".

A Dehiba, el pueblo tunecino lindante con Libia, han huido miles de refugiados de las ciudades sometidas desde hace semanas a intensos bombardeos. Además, el control del cruce fronterizo por parte de los rebeldes permite a estos abastecerse. Los soldados de Gadafi, que están perdiendo terreno en la zona montañosa occidental de Libia, pretenden cortar esta línea de suministro. Al mismo tiempo, el Gobierno tunecino no podía dejar de elevar el tono de sus protestas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 2011