Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria cita Fukushima para justificar el cierre de Garoña en 2013

El Ministerio de Industria utilizó ayer todas las armas a su alcance en la última vista del pleito en la Audiencia Nacional contra la orden de cierre de la nuclear de Garoña, fijado para 2013. Tanto, que la abogada del Estado, Rosa Seoane, citó el accidente de Fukushima varias veces en su argumentación y puso en duda que Garoña supere las pruebas de resistencia del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

La nuclear (propiedad al 50% de Endesa e Iberdrola) insistió en que Industria incurrió en una "desviación de poder" y en arbitrariedad al no hacer caso al informe del CSN que avaló que la planta podía funcionar hasta 2019.

La abogada del Estado replicó que renovar una nuclear "plantea muchos problemas más allá de la seguridad". "En un improbable pero posible accidente nuclear, y en la mente de todos debe estar el de Fukushima", es el Estado el que asume la responsabilidad. "Cuando se asumen estas responsabilidades, la Administración debe tener un margen de maniobra". Otro de sus argumentos fue que la gestión de los residuos radiactivos es responsabilidad estatal.

La letrada de Industria, protagonista de la sesión, descalificó los informes de los peritos de Nuclenor, incluido el realizado hace un año por Fabrizio Hernández, actual secretario de Estado de Energía. Según esta, ese informe no es "ni realista, ni fiable, ni verosímil".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de junio de 2011