Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Brutalidad policial contra el 15-M

A estas alturas ya todo el mundo sabe que hay cantidad de plazas ocupadas en toda España por miles de personas que defienden la justa causa de una democracia real. Suponía también que todo el mundo sabía que esta es una protesta pacífica, pero al parecer toda esta información no ha llegado a oídos de los cuerpos de antidisturbios de la Policía Nacional.

En lo que se suponía que era un simple "desalojo temporal" con el fin de limpiar la plaza Mayor de Barcelona, los cuerpos de limpieza han arrebatado a los indignados todas sus posesiones, fuesen basura o no (colchones, mochilas, sacos de dormir, ordenadores...), lo cual es ya de por sí algo totalmente reprochable a la persona que ordenara el desalojo. Por otro lado, lo que más me ha llamado la atención es que ante una protesta pacífica, ante una muchedumbre desarmada cuyos únicos recursos son su voz y sus manos agitadas al aire, los antidisturbios la emprendieron, hablando claro, "a palazo limpio".

Las imágenes que llegaban al público, porque hay que decir que no todo se veía, puesto que había cámaras censuradas y televisiones que fueron expulsadas de la zona, reflejaban la brutalidad policial que ejercieron los mossos d'esquadra ante personas que solo se diferencian de mí en que han tenido más valor y estaban allí, pero que está claro que no han hecho nada para ser tratados como delincuentes.

Sinceramente, espero que el pueblo no se deje apalear y mando desde aquí un aviso a la represión. Los hombres abrimos la mano la primera vez y la alzamos al cielo en son de paz, la segunda la cerramos con fuerza y se dirige al frente.- Pedro J. Carmona Verdún. Fuentes de Andalucía, Sevilla.

En una etapa marcada por las convulsiones económico-financieras y sociales por la ineptitud de los países occidentales, lastrada además por una crisis de la que estamos pagando "los de siempre", hay que destacar el papel ejemplar que están realizando los organizadores y seguidores (entre los que me incluyo) para luchar de forma pacífica por un mundo mejor. Esto es justamente lo que no han hecho las fuerzas del orden vistas las imágenes del intento de desalojo de plaza de Catalunya por limpieza de la vía pública que, casualmente, se dice que es para prepararla con motivo del partido de la final de la Liga de Campeones del sábado 28 de mayo.

Pero ¿qué entienden por limpieza el Ayuntamiento de Barcelona y la Consejería de Interior?... ¿Limpieza de las personas acampadas pacíficamente? ¿Robo de sus pertenencias como ordenadores? Señores, somos los hijos de la democracia de nuestro país y la calle es de todos: de un niño, de un adolescente, de un padre, de un abuelo... ¡qué casualidad!, justo las personas que he visto desde el 15-M en la acampada de Sol.- Jorge Todolí. Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de mayo de 2011