Elecciones municipales

Los socialistas ganan en Santa Coloma pese al 'caso Pretoria'

La factura que el caso Pretoria iba a pasar al PSC era uno de los interrogantes de las elecciones del pasado domingo en Santa Coloma de Gramenet. El anterior alcalde, Bartomeu Muñoz, se vio involucrado en la trama de corrupción en octubre de 2009, y la nueva alcaldesa, Núria Parlon, había contado únicamente con año y medio para ilusionar a la ciudad. Los resultados muestran que el PSC pierde cinco concejales y la mayoría absoluta, pero se mantienen como la fuerza más votada. Todos los partidos coinciden en que ese descenso no se debe solo a la corrupción.

El desgaste por ocupar el gobierno y la crisis han sido clave en este sentido, según apuntan sus rivales. En la ciudad, hay cerca de 12.600 personas sin trabajo, en torno al 43% de los jóvenes están desocupados y el pequeño comercio -principal baza económica de la ciudad- se ha debilitado. Así lo apunta Carles Combarros, desde hace unos meses al frente de CiU, una formación que no ha sido capaz de mejorar los resultados que obtuvo hace cuatro años y consigue dos representantes.

Más información

Siscu Sánchez, de ICV-EUiA-E coincide en este punto. Y señala que aunque el escándalo del Pretoria ha sacudido al PSC restándole 5.000 votos, Parlon ha conseguido ilusionar al resto de su electorado. "Creo que el caso Pretoria está enterrado políticamente tras el 22-M", apunta Sánchez. Ahora tanto CiU como ICV (tres ediles) son las dos principales alternativas para pactar con los socialistas, que buscarán alianzas.

Eso dejaría en la oposición al PP (cinco), y a dos nuevas formaciones: Gent de Gramenet (dos), y PxC (tres), que en este clima de desengaño generalizado se han abierto paso. La primera es una plataforma de origen vecinal muy activa durante la resaca del caso de corrupción urbanística. La segunda es la formación xenófoba, que ha llegado a superar a CiU.

"Debemos estudiar con calma la irrupción de PxC; ¿se debe a un voto joven y descontento? Creo que ha llegado debido a la mezcla de la crisis, el paro y el uso demagógico de la inmigración", apunta Núria Parlon. La alcaldesa propone reforzar "las políticas de proximidad" para combatir ese movimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de mayo de 2011.

Lo más visto en...

Top 50