Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:64º Festival de Cannes

Una bailarina asalta la playa

Penélope Cruz acude al certamen con la nueva entrega de la saga marina

De Disneylandia a Moscú, de ahí a Londres, paso rápido por Cannes y llegada a Madrid. Así son estos días en la vida de Penélope Cruz, metida en la megapromoción de Piratas del Caribe 4. En mareas misteriosas, taquillazo que ha traído a la Sección Oficial, aunque fuera de concurso. Espectáculo sonoro en el que participan un puñado de intérpretes españoles, y en el que luce Cruz como pirata que tuvo un momento de debilidad sentimental con el capitán Jack Sparrow. Ahora se va a convertir en su peor rival. Elegante en un vestido azul sin mangas, la española jamás falla en estas ocasiones. Tuvo palabras de cariño para todos sus compañeros: "Tenía ganas de repetir con Rob [hicieron juntos Nine] y de reencontrarme con Depp. Me siento muy agradecida y afortunada por compartir película con este grupo único". En justa correspondencia, Johnny Depp ha soltado todo tipo de parabienes sobre Cruz: "Es talentosa, lista, divertida, gran actriz, mejor amiga y mujer...".

El embarazo de Penélope Cruz hizo cambiar todo el calendario del rodaje: "Ensayamos dos meses en Los Ángeles. Me cuidaron y me protegieron todo el rato". Rob Marshall, el director, el hombre que le propuso el proyecto en un almuerzo, confirma: "Penélope es una gran bailarina. Movimos las fechas, e hizo primero las secuencias más físicas. La verdad es que pensé en ella para este papel entre otras cosas por su capacidad física". Cruz remata la explicación : "Finalmente recurrimos a mi hermana Mónica, y ella estuvo en Londres una semana y media supliéndome".

En mitad de la Babel de Cannes, con decenas de idiomas oyéndose en las pantallas, la actriz confesó: "Hace años me sentía perdida en los rodajes porque no entendía nada, ahora ha cambiado. Me siento afortunada al poder trabajar en varios idiomas". Y de ahí al Oscar. "Probablemente porque soy española y no he hecho la carrera en Los Ángeles, el premio es maravilloso pero nada más. Nunca he planeado mis películas para ganarlo. Cuando lo veo recuerdo a toda la gente que me dio la oportunidad de trabajar en el cine".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 2011