Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre aplaza hasta finales de año una "escasa" creación de empleo

Mendia aprecia "tufo electoral" en la cumbre económica que prepara el PNV

El Gobierno rebatió ayer las urgencias del PNV, que ha convocado para el próximo lunes a una cumbre sobre economía y empleo a sus principales cargos institucionales, pero siguió eligiendo la prudencia en sus previsiones económicas, sobre todo en las relacionadas con la creación de puestos de trabajo. El consejero de Economía, Carlos Aguirre, admitió que este año será aún "muy moderada" y situó ese escasos crecimiento en los meses finales del año. La posición resulta coherente con la revisión a la baja en una décima del crecimiento del PIB que ya realizó el Ejecutivo con anterioridad, hasta el 1,4% y que ayer el consejero ratificó. En ese momento ya rebajó también los nuevos puestos de trabajo esperables desde 5.000 a tan solo un millar.

La producción industrial crece a su mayor nivel de los últimos cuatro años

Urkullu considera "bochornoso" el dato del desempleo registrado en marzo

La comparecencia de Aguirre tras el Consejo de Gobierno -formalmente para explicar el proyecto de ley de la Autoridad Vasca de la Competencia, aprobado ayer- coincide con la ofensiva del PNV sobre el empleo. Su ejecutiva nacional aprovechó los datos sobre el paro de marzo, conocidos anteayer, para anunciar que el lunes analizará propuestas urgentes frente a la "inacción" del Gobierno.

Aguirre prefirió atenerse a "los números fríos", en sus propias palabras, para rebatir las acusaciones, mientras que la portavoz, Idoia Mendía, les atribuyó un "tufo electoral". En todo caso, "está bien que quieran hacer como que proponen medidas, pero no estaría de más que apoyaran las que toma el Gobierno", invitó.

Los números de Aguirre fueron los siguientes: en marzo se registraron 6.095 desempleados (un 4,19% más que en febrero), pero dado que fueron 7.500 los parados aflorados desde Langai al recibir el Gobierno la competencia del Inem y poder cruzar los datos, en realidad el saldo es positivo: 1.405 parados menos.

Mientras el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, consideraba en Onda Cero "bochornoso" el dato del desempleo, la portavoz resaltó que el Gobierno "lo que no hace es ocultar las realidades", en referencia a esos 7.500 demandantes de empleo hasta ahora ocultos en la estadística.

La lectura política que le dio Mendía a esa cifra fueron "los hábitos adquiridos en anteriores legislaturas de duplicar servicios" y mantener funcionamientos paralelos y desconectados respecto de otras Administraciones, como en el caso de Langai respecto al Inem.

Aguirre dejó los juicios políticos para la portavoz y siguió ceñido a los datos para desautorizar la alarma lanzada por el PNV convocando de forma especial a su ejecutiva nacional con sus responsables institucionales, previsiblemente los diputados generales.

El consejero de Economía negó que este sea el momento más grave o preocupante que hayan atravesado ni la economía ni el desempleo en Euskadi. Y aprovechó el gráfico con el que mostró el crecimiento del Índice de Producción Industrial de febrero (un 6,7% de aumento) para señalar "el valle" que atravesó ese mismo dato entre enero y abril de 2009, en los últimos meses del Gobierno anterior. Ese índice bajaba entonces en torno al 23%. En esas fechas, recordó Aguirre, el tripartito "decía que la economía crecía e iba a seguir creciendo".

Aguirre atribuyó al comportamiento del entorno español e internacional la disminución de las expectativas vascas, pero recordó que sus previsiones de destrucción de empleo para el año pasado superaron la realidad, y vio datos también para el optimismo. Entre ellos, el que, de no haber mediado la incorporación de las 7.500 personas inscritas en Langai que no lo estaban en el Inem, en Euskadi habría habido una creación de empleo neto cifrada en 1. 400 parados menos.

Esa afirmación de Aguirre está avalada por la patronal Confebask, que habló la semana pasada de 1.405 empleados más. El consejero subrayó la coherencia de esa cifra con la de nuevos cotizantes a la Seguridad Social, que fueron en marzo 1.658.

Esos datos resultan también correspondientes, sostuvo, con el crecimiento experimentado por el Índice de Producción Industrial. Aunque Aguirre advirtió respecto de los dientes de sierra que suele experimentar ese índice, no renuncio a subrayar que el citado 6,7% de febrero pasado es la subida más importante que dicho indicador experimenta desde hace cuatro años, en el mismo mes de 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de abril de 2011