Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El atraco a un banco en Andoain eleva a cinco los cometidos en solo una semana en Guipúzcoa

Una oleada de atracos en bancos sacude a Guipúzcoa en las últimas fechas. Un hombre armado consiguió robar ayer a media mañana en la sucursal de una caja de ahorros de Andoain y escapar con un botín, cuya cantidad no trascendió. Con este caso son ya cinco los robos cometidos en entidades bancarias en apenas una semana en esta provincia. Habría que computar otros dos hechos similares registrados en las dos últimas semanas. Se da la circunstancia de que, en este intervalo, la Ertzaintza logró desarticular el pasado martes en Vizcaya la banda de atracadores más buscada que operaba en el norte de España.

El último ladrón actuó ayer sobre las 10.50 en la oficina que La Caixa de Pensiones tiene en la Kale Berria de Andoain. El individuo entró con la cara cubierta por un pasamontañas y, tras intimidar a una empleada con un arma, se apoderó de una cantidad de dinero. Consumado el pillaje, el atracador se dio a la fuga en un vehículo.

El ladrón actuó a media mañana, armado y con un pasamontañas

La Ertzaintza estableció durante cerca de cuatro horas un dispositivo policial para tratar de localizar al individuo, aunque las labores de búsqueda no dieron resultado.

Según testigos presenciales, el ladrón actuó con la cara tapada y, al parecer, con un revólver en la mano. Al parecer, en ese momento había tres empleadas de la caja, pero no pudieron precisar cuántos clientes se encontraban en el interior.

La policía vasca está investigando los casos similares que se han dado en Guipúzcoa en los últimos días. El pasado martes, un ladrón cometió dos atracos en menos de media hora en sendas oficinas situadas en el barrio donostiarra de Intxaurrondo y el Pasaia Antxo. El sospechoso actuó en ambos casos con un arma corta y la policía autonómica trabaja sobre la hipótesis de que pudo tratarse del mismo atracador. En el asalto a la sucursal de La Caixa de Intxaurrondo logró hacerse con una cantidad algo superior a los 500 euros. Esta misma entidad sufrió hace dos años otro robo mediante un butrón. En aquella ocasión se llevaron 60.000 euros. El atraco de Pasaia se llevó a cabo contra un establecimiento de Caja Laboral.

A la serie de delitos se suma el atraco perpetrado este pasado lunes en la sede que Caja de Navarra tiene en la Avenida de la Libertad donostiarra, en pleno centro de la capital. También se produjo un caso similar la semana pasada en San Sebastián. Interior confía en dar con los autores, como ha sucedido recientemente con los cinco "peligrosos delincuentes" detenidos esta mima semana por cometer 48 atracos y el asesinato a una cajera de un banco de Cambrils.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011