Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad arremete contra Berzosa por la capilla

La pequeña capilla ubicada en los bajos de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense celebra hoy una "misa de desagravio" a las 13.30, presidida por el obispo auxiliar de Madrid, César Franco. El rectorado apoya la misa y se compromete a velar para que no se produzca ningún tipo de incidentes.

Hace una semana un grupo de jóvenes, la mayoría mujeres, entró en el templo, lanzando consignas contra la Iglesia. Algunas de las participantes se desnudaron de cintura para arriba junto al altar. El acto ha levantado un revuelo que ha abierto el debate sobre la presencia de capillas en las universidades públicas. Ayer hubo dos opiniones más. De un lado, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que tildó como "matar moscas a cañonazos" la propuesta que el rector Carlos Berzosa hizo en una entrevista a EL PAÍS. Berzosa, que ha respetado durante sus ocho años de mandato las capillas de la Complutense, dijo que, en su opinión, no hay cabida para los templos en los centros docentes públicos.

Después de que el consejero de la Comunidad Francisco Granados pidiera el martes la dimisión del rector, González le acusó ayer de "no respetar el derecho de todo el mundo" y de tener una "ocurrencia para no hacer frente una vez más a una situación muy lamentable". Berzosa, dejará el cargo de rector este año después de las elecciones del 6 de abril que han tensado las relaciones con la Comunidad.

El rector sí encontró respaldo en las palabras del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que consideró "reprobable, inadecuado e improcedente" la invasión de la capilla. El ministro aplaudió la reacción de Berzosa, que condenó los hechos y abrió un expediente informativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de marzo de 2011