Detenido por piratear películas un académico que ganó un 'goya' en 2002

Manuel Sirgo está acusado de subir a Internet sin permiso filmes antes de su estreno

La policía detuvo ayer en Madrid a Manuel Sirgo -cineasta, miembro de la Academia de Cine y fundador de una productora-, bajo la acusación de difundir sin permiso películas protegidas por derechos de autor y antes de que estas llegaran a las salas comerciales. La noticia, avanzada por TVE, fue confirmada por fuentes policiales. Sirgo ganó un goya en 2002 por el corto de animación Pollo. Junto a él fueron arrestados dos empleados de su productora, 12 Pingüinos Dibujos Animados. La policía dejó a última hora de ayer en libertad a los detenidos, tras tomarles declaración y poner en conocimiento del juez su testimonio y pruebas. Este diario se puso en contacto con Sirgo, que prefirió no decir nada.

Más información

Las pesquisas se iniciaron tras una denuncia presentada por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda) por la difusión sin permiso de la película Ispansi, de Carlos Iglesias. "Lo importante es que era la primera copia que se subía a Internet. Es fundamental atajarla en ese momento", señaló Elena Lafuente, de Egeda.

El detenido habría aprovechado su condición de académico para acceder a la película mediante el sistema de visionado Veomax, que permite a los miembros de la Academia ver los filmes antes de su estreno. Para ello es necesario introducir un código personal. Dicha clave aparecía manipulada en la copia detectada por Egeda, lo que les hizo sospechar que el archivo procedía del entorno de la Academia. El rastreo cibernético emprendido por el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Judicial de Madrid condujo hasta Manuel Sirgo, quien disponía del código secreto privilegiado.

En su declaración policial, Sirgo acusó a dos empleados de haber robado la clave y de haber hecho un mal uso de ella. Por su parte, los empleados sostienen que su jefe les facilitó el código que -según Egeda- se envía al correo personal de los académicos. "No puedo creer que un compañero juegue con el trabajo y la ilusión de tanta gente", declaró el director de Ispansi, Carlos Iglesias, a través de su perfil en la red social Twitter. "Hay que buscar la manera de que las películas estén en la Red, pero de forma legal. Sigo diciendo que Internet puede ser un gran apoyo", añadió.

Por el mismo medio se expresó el presidente de la Academia, Alex de la Iglesia: "No sé si es culpable o no, obviamente. Imagino que lo decidirá el juez. Lamentable es el hecho en sí mismo". En febrero se detectó en Internet una copia del filme de De la Iglesia Balada triste de trompeta. En el fichero se leía: "Copia para los miembros de la Academia". Cuando en 2009 se estrenó Ágora, de Amenábar, se descubrió al responsable de colgar una primera copia en la Red, quien fue denunciado y actualmente se encuentra a la espera de juicio. Entonces no se dio el "rocambolesco caso", en palabras de Lafuente, de que el sospechoso fuera un académico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 18 de marzo de 2011.

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50