Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENCUESTA SOBRE LA SANIDAD MADRILEÑA

Mejora la valoración de los hospitales por los pacientes

Las urgencias vuelven a ser lo que peor valoran los pacientes de los hospitales.- Solo uno de los nuevos centros de gestión semiprivada está entre los 10 mejores

Clasificación de hospitales según la valoración de los pacientes.
Clasificación de hospitales según la valoración de los pacientes.

No falla. La encuesta de satisfacción anual que la Consejería de Sanidad empezó a elaborar en 2008 confirma este año, una vez más, que las urgencias son el servicio que los pacientes de los hospitales valoran peor. Pese a que los resultados de la última encuesta, de 2010, presentada ayer por el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, muestran una mejora con respecto a los dos años anteriores, lo cierto es que las urgencias se llevan 10 puntos con el servicio mejor valorado: la cirugía mayor ambulatoria.

Un 92,6% de los encuestados dijeron estar satisfechos con este servicio, frente al 79,9% que dijo estarlo con las urgencias. En cualquier caso, los porcentajes son muy altos: del notable al sobresaliente. Casi todas las cifras de la encuesta, realizada en la mayoría de los casos por teléfono, son positivas. La satisfacción global con los hospitales madrileños, subrayó ayer el consejero, fue del 86,5%. La mayor de los tres años en los que se ha llevado a cabo el sondeo, esta vez a 45.000 pacientes.Sanidad repite cada año que no es su intención hacer un ranking de los hospitales. Sin embargo, no hay más que ordenar las notas que sacan en la encuesta para obtenerlo. Esa era, de hecho, la intención original de la Consejería. El anterior titular, Juan José Güemes, aseguró que clasificar los hospitales en función de la valoración de los usuarios permitiría tener más elementos de juicio para hacer uso de la libre elección. El ranking iba a ser uno de los muchos indicadores (reclamaciones de usuarios, incidencia de infecciones, reingresos, tasa de mortalidad...) que iban a permitir elegir con conocimiento, pero la mayoría aún no están disponibles o se ofrecen solo para hospitales en su conjunto, y no para servicios concretos.

Grandes como el 12 de Octubre, La Paz y el Ramón y Cajal pierden puestos

Entre los mejores hay centros pequeños, de apoyo o sin urgencias

Los centros se toman muy en serio la nota que sacan en la encuesta. El orden en que aparecen permite observar tendencias. Solo uno de los nuevos hospitales, de gestión mixta pública y privada, está entre los 10 mejor valorados. Es el del Tajo (Aranjuez), con un 90,7% de satisfacción de los usuarios. Cuatro de ellos están entre los 10 peor valorados: Sureste (Arganda), Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes) y Henares (Coslada). El consejero reconoció ayer que hay que mejorar en "los tiempos de espera en el hospital, en la facilidad para conseguir cita con el especialista, en la intimidad y en el tiempo de permanencia de las urgencias, en las comidas y las habitaciones".

Parece claro que son las urgencias las que lastran la valoración de los hospitales, porque entre los 10 primeros puestos figuran seis hospitales de apoyo o de larga estancia, es decir, sin urgencias y con una cartera de servicios muy limitada. Solo dos centros de alta complejidad, el Niño Jesús, infantil, y la Fundación Jiménez Díaz, privado concertado, se cuelan en el top 10.

El caso de la Jiménez Díaz es llamativo. En solo un año ha pasado de estar en el número 21 de la clasificación al tercer puesto. En 2008 estaba aún peor: en el 25. Los presupuestos de 2011 destinan a este centro 211 millones de euros, lo mismo que el año pasado, pero La Concha venía de aumentar la cuantía del concierto un 50% entre 2006 y 2009 (de 140 a 209 millones). Saber cuánto va a costar la asistencia sanitaria en este hospital privado en el futuro ya es más complicado. El Consejo de Gobierno acordó renovar el concierto con el hospital el pasado 3 de marzo. Este periódico ha solicitado el texto del acuerdo repetidamente, durante una semana, sin éxito. Un informe reciente de UGT, basado en datos oficiales, llegó a la conclusión de que el coste por cama de la Jiménez Díaz dobla al del Clínico.

Hay más sorpresas en el ranking. Varios de los grandes hospitales tradicionales caen muchos puestos. Es el caso del 12 de Octubre, que pasa del 9 al 29. O del Ramón y Cajal, que cae del 12 al 25. El hospital peor valorado por la encuesta es la Fundación Alcorcón, que en los dos últimos años había bajado del 20 al 24. El mejor es la Cruz Roja, un centro de apoyo al que derivan pacientes de otros hospitales, ya que no tiene población asignada.

La encuesta también dedica un apartado a la atención primaria, que este año confirma la tendencia a la baja que ya se vio el anterior. Si en 2008 el 88% de los pacientes aseguraron estar satisfechos o muy satisfechos, en 2009 bajó al 86% y ahora al 84%. A pesar de ello, la valoración general supera a la de los hospitales. La satisfacción de los pacientes con respecto a la eficacia y la amabilidad de los profesionales que les atienden en los centros de salud es muy alta. El sondeo valora la eficacia de los médicos con un 91,3%, la de los enfermeros con un 91,3% y la de los administrativos con un 73,4%.

Es probablemente la pregunta sobre las esperas la que ha hecho descender la valoración global. Solo el 47% de los encuestados aseguraron estar satisfechos (el 62,4% el año pasado) con "el tiempo de espera desde la hora de la cita hasta el momento de entrar en la consulta", que es como se ha planteado la cuestión este año. La Consejería de Sanidad no formula las preguntas de la misma manera en las diferentes encuestas, por lo que los resultados no se pueden comparar. En la edición de 2008, por ejemplo, lo que se preguntaba era si el paciente estaba de acuerdo con esta afirmación, formulada en positivo: "He tenido que esperar poco desde la hora de cita hasta entrar en consulta". Como en 2009 la pregunta sí se hizo igual, se puede comprobar que, al menos a juicio de los pacientes, en 2010 han tenido que esperar más su turno en la sala de espera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2011