Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abanico de sanciones

Un instructor nombrado por la Universidad deberá decidir si el grupo que irrumpió en la capilla merece castigos al margen de los que pueda dictar un juez en el proceso abierto tras la denuncia de Manos Limpias. Primero habrá que identificar a los alumnos que participaron en la performance y luego enmarcar su actuación dentro del Reglamento de Disciplina Académica. Si se considera falta "muy grave" (como "ofensa grave de palabra u obra a compañero, funcionario y personal dependiente del centro") se enfrentarían a una posible inhabilitación para cursar estudios o a la expulsión, y ambas pueden ser temporales o definitivas. Si se consideran faltas "menos graves" (como "palabras, hechos indecorosos" o actos "que perturben" el orden en los establecimientos de enseñanza) se les puede prohibir hacer exámenes o retirarles becas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2011