Entrevista:MARINA GELI | Exconsejera de Salud y diputada del PSC

"Sospecho que Boi Ruiz quiere cambiar el modelo de una sanidad pública y equitativa"

La exconsejera de Salud Marina Geli no ha podido agotar los 100 días de gracia que se había propuesto conceder a su sucesor en el cargo, Boi Ruiz. No puede permanecer callada, asegura, ante el "alarmismo y el miedo" que propaga el nuevo titular de Salud con el anuncio de recortes "que supondrán una pérdida de derechos de los usuarios". Tampoco puede guardar silencio, agrega, ante las insinuaciones del consejero de que el departamento tiró la casa por la ventana durante los años en los que ella lo pilotó, entre 2003 y 2010.

P. ¿Es necesario un recorte en salud de la magnitud que está anunciando el consejero?

R. Lo que más me preocupa es que se está infundiendo miedo a golpe de titular. En salud, las decisiones que se toman hay que analizarlas muy bien, porque según qué medidas adoptes te permiten ganar hoy, pero perder mucho en poco tiempo.

"Más hospitales no es sinónimo de más gasto, sino todo lo contrario"

P. ¿Qué se puede perder con el anunciado recorte presupuestario del 10%?

R. Tienen que explicar cómo lo harán para recortar 1.000 millones de euros sin que se pierda la calidad del servicio. Significará un gran paso atrás que será muy difícil de recuperar. Los recortes se perciben entre los ciudadanos como una pérdida de derechos. No se puede gobernar generando desconfianza sobre un servicio muy valorado por los ciudadanos y cuyos resultados en equidad y calidad son reconocidos internacionalmente.P. CiU justifica el recorte por la crisis coyuntural, pero también por los déficits que arrastra el sistema de los últimos años. ¿Tan mal lo hizo el tripartito?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Se nos acusa de haber tirado la casa por la ventana y de haber sido unos malgastadores, y se difunde la idea de que con CiU llegará de nuevo la eficiencia. Esto es objetivamente falso. Puedo afirmar categóricamente y con orgullo que en los últimos siete años hemos hecho una política de austeridad y de reformas que han permitido ahorrar y contener el gasto, que no recortar. Porque lo que hay que hacen en salud es poner dinero cuando lo hay, y cuando hay menos, no recortar, sino contener el gasto, lo que significa que sigues gastando, aunque menos. Dejar de gastar en salud es perder calidad y equidad en un sector que es precisamente un motor económico con una gran capacidad de retorno a la sociedad. De ahí que varios países hayan optado por aplicar recortes en todos los ámbitos excepto en salud.

P. El consejero argumenta que el recorte es imprescindible para garantizar la sostenibilidad del sistema.

R. Me preocupa que lance consignas que generan incertidumbre sobre la sostenibilidad del sistema público y, al mismo tiempo, invite a los ciudadanos a que se paguen una mutua privada. Eso me hace sospechar que se quiere cambiar el modelo de sanidad pública, universal y equitativa que tanto ha costado construir.

P. ¿Qué presupuesto en Salud elaboraría el tripartito para 2011?

R. Lo que no habríamos hecho es un recorte lineal del 10% del presupuesto, como se ha anunciado. Para ajustar los gastos habríamos distribuido el presupuesto en función de la central de resultados, un sistema que pactamos con el sector sanitario para evaluar de forma transparente los indicadores de calidad en cada territorio. Además, analizaríamos qué efecto de ahorro tendrán sobre el ejercicio de 2011 las medidas de contención que impulsamos en 2010: la reducción del 5% de los salarios de los profesionales y las medidas de reducción de precios de los medicamentos, adoptadas por el Gobierno estatal. Con ello estimamos un ahorro de 500 millones de euros sobre el presupuesto de 2010, pero hay que analizar qué ahorro representa para este año.

P. CiU reprocha al tripartito un desvío presupuestario de unos 800 millones de euros.

R. Es un desvío atribuible casi en su totalidad a la partida farmacéutica, y debido a que las medidas del Gobierno estatal de recorte de precios de los medicamentos entró en vigor más tarde de lo previsto, con lo que el ahorro que habíamos contabilizado fue menor. Aun así, con nuestro plan de ahorro farmacéutico, que incluye el impulso de genéricos entre otras medidas, logramos cerrar el año con un crecimiento negativo en recetas, una partida que representa el 20% del presupuesto de Salud. Antes de entrar el tripartito en el departamento, el incremento medio de esta partida era superior al 10% interanual y nosotros logramos reducirlo al 3%.

P. La mayoría de hospitales y ambulatorios proyectados por el tripartito quedarán paralizados. ¿Se hizo un plan de infraestructuras demasiado ambicioso?

R. La gran mayoría de proyectos paralizados son ampliaciones y reformas, necesarias todas porque nos encontramos con muchos hospitales obsoletos. Y los nuevos ambulatorios se proyectaron en zonas donde en los últimos años se había triplicado la población. Se dice ahora que se ha acabado la época de hacer muchos hospitales de proximidad, pero más hospitales no es sinónimo de más gasto. Girona es la región con menor gasto en salud, unos 1.000 euros por persona y año, y es, precisamente, donde hay más hospitales comarcales, todos ellos muy eficientes.

P. Boi Ruiz ya ha reconocido que los recortes incrementarán las listas de espera.

R. Es un gran paso atrás. Nos ha costado mucho llegar a la actual situación, en la que garantizamos por decreto un máximo de espera de 180 días para las intervenciones más comunes, y 180 días ya es mucho.

Marina Geli, ayer en el Parlament.
Marina Geli, ayer en el Parlament.GIANLUCA BATTISTA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS