Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ RODRIGUES DOS SANTOS | Escritor y presentador de televisión

"Seguir a Mahoma y el Corán al pie de la letra lleva a la violencia"

¿Qué pasaría si Al Qaeda dispusiera de la bomba atómica? Con esta idea en la cabeza el escritor y periodista portugués José Rodrigues dos Santos, de 46 años, inició una exhaustiva investigación sobre el radicalismo islámico. Varios meses después estaba en plena redacción de la novela Ira divina (Roca Editorial). Fue el libro más vendido en Portugal en 2009, con 176.000 ejemplares.

El texto de Rodrigues dos Santos dibuja con el pulso del buen thriller cómo se moldea un radical islámico hasta alcanzar aquel punto de no retorno que puede conducirle a la autoinmolación en nombre de la guerra santa. "Quien lee mi novela comprende lo que pasa por la cabeza de las personas que perpetraron el atentado del 11-M", dice el autor en una terraza junto al Tajo.

El resultado recibió la bendición de un fundador de Al Qaeda y autor del primer atentado que la organización terrorista perpetró en Europa. El portugués Paulo Almeida Santos, alias Abdulá Yussuf, intentó acuchillar en Roma al antiguo rey de Afganistán en 1991. Falló en su intento, y acabó con sus huesos en la cárcel de Rebibbia, donde pasó ocho años. Hoy vive en un país africano. "Le envié el libro, lo leyó, hizo comentarios, hice correcciones en base a sus comentarios... Nuestro contacto duró meses".

Con cinco ensayos y ocho novelas, Rodrigues dos Santos, en su faceta de periodista, presenta el informativo nocturno de RTP1, la televisión pública portuguesa. Y pese a todo, sacó tiempo para documentar Ira divina: "Leí el Corán, crónicas de vida del profeta Mahoma, textos de reconocidos autores islámicos radicales como Sayid Qutb y Hasan Al Banna, libros técnicos de ingeniería nuclear, y mantuve largas conversaciones con musulmanes de diferente signo. Durante la investigación, me di cuenta de que la hipótesis más probable es que el verdadero islam es de los fundamentalistas. Seguir al pie de la letra la vida de Mahoma y el Corán lleva a la violencia".

Y prosigue: "El 60 % del Corán son versículos relacionados de alguna manera con la guerra. Los radicales islámicos consideran que su misión es diseminar la palabra de Dios por todo el planeta. Cuando cometen actos de violencia solo están siguiendo las órdenes escritas en el Corán o que fueron dadas por Mahoma".

La ola de revueltas en países islámicos es un contexto inmejorable para el lanzamiento en español de Ira divina. "Atención a esas revueltas, porque hasta ahora se han producido en países no fundamentalistas: Túnez, Egipto, Libia. En Irán, en Arabia Saudí, nada". "Mi convicción", añade, "es que a largo plazo el fundamentalismo islámico no tiene ninguna posibilidad, porque se basa en la ignorancia para reconstruir un pensamiento medieval que no tiene futuro. En las madrasas, el 80% de la materia educativa que se imparte a los alumnos es el Corán. Con este bagaje intelectual nadie puede salir airoso en un mundo competitivo como el actual".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de marzo de 2011