Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lluvia limpia más de la mitad de la contaminación

Como era previsible, no han sido los políticos, sino la lluvia la que ha acabado con el prolongado episodio de contaminación que ha vivido Madrid durante dos semanas. Los niveles de dióxido de nitrógeno descendieron a la mitad o más, de lo que había sido habitual en estos últimos días. A las nueve de la noche, la media de las 24 estaciones de medición marcaba 44 microgramos por metro cúbico. La diferencia con los peores días de boina fue notable. El día 3, a la misma hora, la media de la red marcó 140. El día 9 llegó a 161, con picos altísimos, ya que seis estaciones rebasaron los 200. Para hacerse una idea de las cifras, la legislación permite una media anual de 40 microgramos. Madrid registró 44 en 2010, con lo que ayer a primera hora de la noche la situación estaba en la media del año pasado.

La lluvia empezó a caer a media tarde y, aunque en el centro de Madrid no fue intensa, sirvió para limpiar. La previsión para hoy en la región es de "intervalos nubosos", según la Agencia Estatal de Meteorología, con posibilidad de precipitaciones débiles y dispersas más probables en la sierra. Madrid ha dejado atrás el anticiclón y sus anómalas altas temperaturas de estos días.

La mejora de la calidad del aire se notó ayer también con las partículas en suspensión. A las nueve de la noche, la media de la red era de cinco microgramos por metro cúbico. En las últimas dos semanas ha estado en varias ocasiones por encima de los 60, con picos en algunas estaciones de más de 100.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de febrero de 2011