Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos, divididos en su estrategia

Los partidos democráticos están divididos en su estrategia ante la decisión de la izquierda abertzale de crear un nuevo partido y concurrir a las elecciones municipales del próximo 22 de mayo.

Los dos principales partidos, el PSOE y el PP, así como el Gobierno, anuncian que tratarán de impedir que la nueva Batasuna concurra a las elecciones. Sin embargo, el PNV y todas las formaciones nacionalistas vascas, así como ERC, defienden que la izquierda abertzale pueda participar en los próximos comicios de mayo. Y si hoy la izquierda abertzale confirma su rechazo a toda violencia, incluida la de ETA, las adhesiones a su participación crecerán entre los partidos democráticos.

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, señaló ayer que "hace falta un proceso que determine la ruptura de la izquierda abertzale con ETA" y "ha de manifestarse la condena de la violencia sin ambages, de forma irreversible y para siempre". "A partir de ahí, la legalidad es posible pues su práctica no estaría ligada al empleo de las armas", precisa Jáuregui.

El PNV defiende a la nueva Batasuna. PSOE y PP intentarán que no se presente

Más intransigente fue la secretaria general de PP, Dolores de Cospedal, que ayer dijo: "No vamos a consentir de ninguna de las maneras que se presenten. Tendrán que demostrar durante mucho tiempo que tienen voluntad de comportarse como demócratas y condenar la violencia". "De ETA solo nos interesa que se disuelvan y entreguen las armas", añadió.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se opuso a la ilegalización: "Nadie debe impedir lo que ha empezado". Y vaticinó: "Ese sector político estará en las elecciones. Y queremos que estén con su propias siglas, no con un plan B, o con plataformas o pidiendo el voto para otros partidos".

Rubén Múgica hijo del dirigente del PSE Fernando Múgica, de cuyo asesinato por ETA se cumplió ayer el 15 aniversario, y militante de UPyD, dijo: "Si Rufi [Etxeberria] registra los estatutos de un partido lo que hace es insultar la inteligencia de los ciudadanos de bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de febrero de 2011