Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine español se asoma al abismo

Cae la asistencia a las salas y los filmes nacionales logran aún menos público

Esta semana, el Instituto de las Ciencias y las Artes Audiovisuales (ICAA), el organismo encargado del cine dentro del Ministerio de Cultura, tiene previsto anunciar los datos del cine en España en 2010. Y las cifras no van a gustar. Dos estudios indican que la asistencia de público ha caído en picado, y todavía son menos quienes ven películas españolas.

El primer aviso lo dio la revista de la Academia, que en enero anticipó que hasta el 30 de septiembre los títulos nacionales habían recaudado 30 millones. Faltaba, eso sí, el último trimestre, normalmente muy favorable para la industria cinematográfica patria. Pero aun así saltaron las alarmas, porque en 2009 las películas españolas habían sumado 107 millones en taquilla. Este fin de semana Rentrak, la empresa de estudios de mercado, ha anunciado que en 2010 el cine español fue visto por 10,7 millones de espectadores (6,7 millones menos que en 2009), con una recaudación de 69,7 millones (37,3 millones menos). La cuota del cine español cae hasta en 10,8% del mercado, siempre según datos de Rentrak, y a la espera de que Cultura haga públicos los oficiales. "Carlos Cuadros [director del ICAA] me adelantó que podría ser un 11,4%. Sea cual sea la cuota, son cifras muy preocupantes", asegura Pedro Pérez, presidente de la FAPAE, la asociación de productores. En realidad, ha descendido toda la asistencia a las salas. En 2010 se vendieron 99 millones de entradas, que supusieron 655 millones, una caída del 11% en espectadores y del 2% en recaudación con respecto a la temporada anterior. La diferencia entre ambos porcentajes se debe al precio superior de las entradas en 3D, que ha maquillado los malos datos económicos del cine de Hollywood; la estereoscopía es una batalla en la que no ha entrado la industria española... hasta que el 11 de marzo se estrene Torrente 4 lethal crisis , de Santiago Segura. "Los productores estamos profundamente preocupados. Porque el año pasado hubo una gran cosecha, y solo llegamos al 16% de cuota, y cuando tenemos un año flojo caemos cinco puntos. Siempre digo que nos deberíamos mover en el 20% para temporadas malas y 25% para las buenas", apunta Pérez, que mira con envidia a Europa.

"No conectamos con la gente", dice el presidente de los productores

El año pasado en Francia se vendieron 206,49 millones de entradas, un 2,7% más que en 2009, aunque su cuota de mercado patria cayó del 36,8% al 35,5%. En Italia hubo un 11% más de espectadores. Alemania y Turquía también han mejorado sus cifras. "Tenemos un problema de conexión con nuestro público, cosa que no ocurre con otros productos audiovisuales, como las series. Debemos aprovechar este 2011, en el que se estrenarán películas fuertes, para mejorar nuestra imagen", asegura el presidente de la FAPAE, que pone como ejemplo la labor de Alex de la Iglesia: "Independientemente de todo el jaleo final, sacó la Academia a la calle". Eliminada Avatar por haberse estrenado en 2009, la película más taquillera en España en 2010 fue Toy story 3, con 24,2 millones. Ningún filme español entraría en el top 10 que cierra Robin Hood con 10,3 millones, porque el más taquillero, Tres metros sobre el cielo, de Fernando Fernández Molina, ha ganado 8,5 millones. Malas noticias a siete días de los premios Goya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de febrero de 2011