Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior acomete los recortes con menos 'mossos' y comisarías

Felip Puig convocará este año 600 plazas de policía autonómica, el 25% menos de lo previsto - Salt se queda, de momento, sin centro policial

El tijeretazo de Mas también alcanza a la policía. El Departamento de Interior convocará este año 600 plazas de mosso d'esquadra, el 25% menos de las 800 previstas inicialmente. El ajuste presupuestario también obliga, según Interior, a paralizar la construcción de comisarías, como la que se había proyectado en Salt (Gironès). "Estamos en una economía de guerra", espetó Puig durante la reunión del Consejo de la Policía, celebrado el martes, en la que explicó estas medidas a los sindicatos de Mossos.

La 25ª promoción de los Mossos, que empezará a patrullar las calles (en prácticas) en junio de 2012, será más corta de lo previsto. La medida no afecta a los 806 hombres y mujeres que hoy se forman para ser policías en el Instituto de Seguridad Pública de Mollet del Vallès, sino a los que aspiran a entrar allí este octubre. Rodeado de la cúpula policial y acompañado por el director general de la policía, Manel Prat, Puig se escudó en el duro recorte presupuestario impulsado por el Ejecutivo.

El consejero nacionalista afirmó que ha insistido ante los demás miembros del Gobierno en la importancia de la seguridad. La insistencia ha permitido que el recorte sea el que es y no mayor, según fuentes conocedoras de la reunión. Puig recordó que ningún otro departamento hará provisión de plazas este año.

En el pacto para investir a Artur Mas presidente de la Generalitat, CiU y el PSC se comprometieron a "asegurar la plantilla" de maestros, médicos y mossos. Puig sostuvo, en ese sentido, que el objetivo de alcanzar la cifra de 18.300 policías en 2015 se mantiene en pie. ¿Cómo? "Compensando" el recorte de este año con un incremento de aspirantes (de 400 a 500) en las promociones que se licenciarán en 2013 y 2014.

Los sindicatos se mostraron "comprensivos" ante el estado de las finanzas públicas, pero pretenden que el recorte no afecte a la seguridad ciudadana ni suponga más carga de trabajo para los policías. "Necesitamos muchos más mossos de los 800 del año que viene. El despliegue se hizo demasiado rápido y la falta de efectivos, en todo el territorio, es preocupante", subrayó un miembro del Consejo de la Policía.

15% menos en Cultura

Interior se apretará el cinturón por otra vía: algunas comisarías proyectadas por el tripartito no se construirán, al menos hasta que el panorama político se aclare. Salt, que ha estado en el ojo del huracán por episodios violentos que han erosionado la convivencia, debía acoger la comisaría central de las comarcas de Girona. No lo hará. Lo mismo pasará con otros centros policiales, aunque aún no se han decidido cuáles. "Hay que revisar todo el plan de inversiones", subrayaron fuentes de Interior, que aclararon que las comisarías que se están construyendo "se acabarán y funcionarán".

El de Interior no es, ni de lejos, el único plan de recorte en marcha. Departamentos como el de Cultura ya tienen el suyo encima de la mesa. El consejero Ferran Mascarell tendrá que arreglárselas con mucho menos dinero: entre un 15% y un 18% de recorte es el que se espera para este departamento. En el Departamento de Territorio y Sostenibilidad también están pasando las tijeras. Fuentes próximas al consejero aseguran que habrá recortes serios, pero que se concentrarán en el área de carreteras para intentar mantener la inversión en ferrocarril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de enero de 2011