Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Valladolid equipara las denuncias por fumar con el nazismo

Zapatero recalca que la ley antitabaco es preventiva, no prohibicionista

El alcalde de Valladolid, el médico Francisco Javier León de la Riva (PP), comparó ayer con el nazismo unas palabras en las que la ministra de Sanidad, Leire Pajín, decía que los ciudadanos pueden denunciar a quien incumpla la nueva ley antitabaco, norma aprobada con el apoyo de los populares. "Lo que lamento es que se invite a los ciudadanos a denunciarse unos a otros (...). Así empezaron cosas muy terribles de la historia de la humanidad". Dicho esto recordó el poema que dice "primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío...". Y añadió el regidor, famoso por sus exabruptos: "Aquí empezamos por denunciar a los fumadores". León de la Riva, al frente del Ayuntamiento de Valladolid desde hace casi 16 años, tiene un largo historial de declaraciones machistas.

El Ministerio de Sanidad no quiso opinar sobre lo dicho por León De la Riva porque, según una portavoz, "se basa en una premisa falsa". Y añadió que Pajín no incitó a denunciar a nadie. El PP también prefirió no opinar sobre lo dicho por su representante.

Para el portavoz socialista en el Ayuntamiento vallisoletano, Óscar Puente, "trivializar con un tema como el Holocausto para denostar una ley y la exhortación de una ministra para que los ciudadanos exijan su cumplimiento es un disparate de alguien que ha perdido el juicio". Según Puente, su adversario no fuma.

No es la primera vez que León De la Riva carga contra Pajín. Sus comentarios machistas sobre la entonces recién nombrada ministra -"cada vez que veo esa cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy a decir", declaró- desataron un revuelo formidable en octubre. Hace solo unos días el regidor se declaraba convencido de que aquellas palabras le darán votos.

El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo eludió pronunciarse sobre la comparación con el nazismo porque, según su portavoz, es "una vertiente política" de la norma.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer, en una entrevista en Onda Cero, que "no hay intención de convertir al fumador en un delincuente" sino que la norma pretende "proteger a quien sufra pasivamente el humo del tabaco en los lugares públicos", que es preventiva, no prohibicionista. Zapatero, que dijo que fuma muy poco, recalcó que la Pajín "no incita a denunciar, sino que responde lo que parece lógico: se puede denunciar como hace una organización de consumidores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de enero de 2011