Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Cid campea... en papel y en Internet

La RAE fija su canon de literatura clásica en español a través de 111 títulos - Es la primera compilación que ofrecerá una versión digital de obras maestras

Ha tardado más de dos siglos, pero finalmente la Real Academia Española (RAE) cumplirá uno de sus deberes a lo grande. A partir de febrero comenzará la publicación de su Biblioteca Clásica, una serie con las mejores obras de la literatura española, que arranca con un hito de la épica medieval -el Cantar de Mío Cid- y se cierra con el magistral fresco rural de Los pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán.

Es la primera vez que la institución se embarca en una aventura semejante, aunque de forma discontinua se habían lanzado ediciones señeras de algunas obras maestras. Han sido las editoriales las que hasta ahora habían emprendido la tarea de compilar las joyas del español. El hecho de que sea la Academia la que apadrina esta Biblioteca Clásica, el canon de la literatura en español, le confiere una especial trascendencia.

Se incluyen joyas latinoamericanas como 'Tradiciones peruanas' o 'María'

El proyecto costará unos 750.000 euros, que proporciona la Fundación La Caixa

"Uno de los artículos de los Estatutos señala como una de las obligaciones de la Academia la publicación de obras clásicas en ediciones esmeradas y accesibles", expone Francisco Rico, el académico y catedrático de la Universidad de Barcelona que ha coordinado la colección. "La Academia lo había intentado cumplir, había empezado con algunas obras, pero en general se había incumplido con esta obligación", añade.

Rico ha seleccionado los 111 títulos que componen la colección sin notables quebraderos. "No es difícil, hay un consenso universal. Un clásico es un libro de otro tiempo que sigue teniendo un valor en nuestro tiempo". Más inusual es encontrar en colecciones similares algunos títulos de la etapa colonial española como Tradiciones peruanas, una obra en la que Ricardo Palma ya en el siglo XIX entretejía ficción y realidad en relatos publicados en periódicos y revistas, o María, la novela cumbre del colombiano Jorge Isaacs.

Pero hay otro aspecto de la colección, que editará Círculo de Lectores-Galaxia Gutenberg y que financia la Fundación La Caixa, que la distingue de iniciativas anteriores. Los clásicos no solo tendrán versión impresa, también podrán descargarse versiones digitales de libre acceso y textos para dispositivos electrónicos, que estarán disponibles desde el portal de la RAE. "Habrá PDF con las obras que se podrán descargar libremente y textos cortos para iPhone para leer en el metro", explica Francisco Rico. La oferta digital irá rotando 12 obras en la web de la institución.

A mediados de febrero saldrán a la venta los primeros títulos: el Cantar de Mío Cid, Milagros de Nuestra Señora, de Gonzalo de Berceo; Gramática sobre la Lengua Castellana, de Antonio de Nebrija; la Historia verdadera de la conquista de Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo; y La vida del Buscón, de Quevedo.

Este año se publicarán ocho títulos, según el acuerdo firmado entre el director de la RAE, Víctor García de la Concha, y el presidente de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé. La aventura editorial es también novedosa para la entidad. "No sé si fue primero el hambre o la gana de comer", bromeaba ayer el director general de la Fundación La Caixa, Jaime Lanaspa. "La RAE tenía ese proyecto en mente que encaja totalmente en nuestras líneas estratégicas", añade.

La pertenencia de Isidro Fainé al Patronato de la Fundación pro Real Academia Española despejó el camino. Jaime Lanaspa calcula que la entidad destinará alrededor de 750.000 euros al proyecto, que finalizará en 2015.

Cada volumen arrancará con una breve introducción de tres páginas, al que seguirán el texto literario, los estudios críticos y las notas complementarias. La Academia aprovecha para incorporar a la colección algunos estudios ya realizados, aunque se actualizan para esta serie. "No partimos de cero, hay que partir de ediciones anteriores, que son mejoradas", comenta Francisco Rico. Medio centenar de trabajos críticos han sido ya publicados en otras colecciones, pero la mayoría de las obras tendrán trabajos de nuevo cuño.

Algunas de las estrellas de la RAE

- Anónimos ilustres: Cantar de Mío Cid, Libro de Alexandre, Romancero, Lazarillo de Tormes, El Abencerraje.

- Selección poética: Jorge Manrique, Garcilaso de la Vega, Fray Luis de León, Luis de Góngora, San Juan de la Cruz, Sor Juana Inés de la Cruz, Rosalía de Castro o Gustavo Adolfo Bécquer.

- Teatro: Juan del Encina, Fernando de Rojas (La Celestina), Lope de Vega (El perro del hortelano, La dama boba, Fuente Ovejuna, Peribáñez o el comendador de Ocaña), Gil Vicente, Tirso de Molina (El burlador de Sevilla), Calderón de la Barca (La vida es sueño, La dama duende, El alcalde de Zalamea), Duque de Rivas (Don Álvaro o la fuerza del sino), Leandro Fernández de Moratín (El sí de las niñas, La comedia nueva), José Zorrilla (Don Juan Tenorio).

- Algunas aportaciones de la novela del siglo XIX: Benito Pérez Galdós (Fortunata y Jacinta, Miau, Trafalgar, La corte de Carlos IV), Leopoldo Alas 'Clarín' (La Regenta), Emilia Pardo Bazán (Los pazos de Ulloa), Juan Valera (Pepita Jiménez), José María de Pereda (Peñas arriba), Jorge Isaacs (María), Fernán Caballero (La gaviota).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de enero de 2011

Más información