Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Picaresca municipal

El informe realizado por los técnicos de la Comunidad pone de manifiesto también la picaresca de los responsables del Ayuntamiento de Navacerrada, al tratar de modificar las condiciones del campo de tiro días antes de la inspección de ruido. Al hacer la medición, los técnicos se encontraron con una sorpresa: un talud formado por tierra retirada de las inmediaciones, que inicialmente tenía unas dimensiones reducidas, aparecía recrecido y alargado: "Estimamos que se había levantado aproximadamente un metro respecto a la altura previa y se había alargado unos 30 metros. También se había instalado justo delante de la plataforma un parapeto material plástico de unos 60 centímetros de altura y 30 centímetros de espesor, que puede modificar el comportamiento acústico del recinto".

En sus conclusiones, los técnicos sacaron a la luz este cambio, "pese a que se indicó que no se debían realizar movimientos de tierra que pudieran modificar su comportamiento acústico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 2010