Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La preocupación por el terrorismo cae en Euskadi hasta mínimos históricos

Un 36% de los ciudadanos cree que el Gobierno de López "necesita tiempo"

La apuesta exclusiva de Batasuna por las vías políticas y la confianza en un próximo comunicado de ETA que consolide su alto el fuego han conformado un nuevo escenario político en Euskadi que se ha reflejado en el último sociómetro elaborado por el Gobierno vasco. Como consecuencia, el terrorismo se ha desplomado entre las preocupaciones de los ciudadanos hasta mínimos históricos. Solo el 19% de la población lo refleja entre sus inquietudes, 12 puntos menos que en mayo y apenas una tercera parte que en 2004, cuando era el principal problema.

La sociedad vasca considera que, en el contexto actual de crisis, el Ejecutivo autónomo debe orientar sus esfuerzos hacia la protección del empleo. La política económica, la sanitaria y la de vivienda son las otras tres grandes preocupaciones de los ciudadanos, que relegan en la clasificación una lucha antiterrorista que el Gabinete de Patxi López ha erigido en seña de su mandato. Aún así, la valoración que de ella hace la población se sitúa en un aprobado raspado, según la media que el estudio extrae de las 2.198 entrevistas realizadas entre los pasados 15 y 24 de noviembre.

La población suspende la labor de la oposición, según el sociómetro

En términos generales, el Gobierno no remonta el vuelo. Su gestión recibe una puntuación de 4,5 sobre 10 y la confianza que genera se reduce hasta un 4,2. Claro que tampoco aprueba ningún partido de la oposición. El PNV se queda en un 4,6, mientras que PP y UPyD reciben el suspenso más contundente con 2,3 y 1,9 puntos, respectivamente. Entre los líderes políticos, el lehendakari es el más conocido. Su valoración sube dos décimas en comparación con la anterior oleada trimestral, pero se sitúa en un 4,3. Por detrás del presidente peneuvista, Iñigo Urkullu (4,5), y los representantes de Aralar Patxi Zabaleta (4,6) y Aintzane Ezenarro (4,9). A nivel nacional, el presidente Zapatero desciende hasta el 3,1 y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, obtiene un pírrico 2.

El dato más escalofriante del sociómetro, lastrado quizá por la recesión económica, hace referencia a que solo un 4% de los entrevistados considera que el Gobierno socialista "está resolviendo los problemas del país". Otro 36% cree que sabe cómo solucionarlos "pero necesita tiempo", mientras que casi la mitad (49%) lamenta su incapacidad. En consonancia, solo un 8% de la población admite que ha aumentado su confianza en el Gabinete de López durante el último año, mientras que para un 34% ha disminuido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 2010