Cataluña en los cables secretos

"Es dudoso que Montilla pueda mantener a raya a Carod y a Saura"

El Gobierno tripartito inquietaba a la diplomacia de EE UU en España - Con la llegada de Iniciativa, el consulado perdió un contacto "extremadamente útil" en los Mossos

En su afán por escanear cuanto ocurre en la política catalana y evaluar hasta qué punto puede desestabilizar la española, la formación del segundo Gobierno tripartito fue escrutada con lupa por la diplomacia estadounidense. Tres cables salieron del consultado de Barcelona a finales de 2006 narrando los avatares de la formación del tripartito presidido por José Montilla. Y todos auguraban problemas. "Montilla tendrá muy poco tiempo para disciplinar el reconstituido tripartito. Los medios de comunicación ya están en alerta buscando signos de discordia", se afirmaba.

Dos eran los factores que la diplomacia estadounidense veía como elementos desestabilizadores. Y lo dos tenían nombres propios: El vicepresidente del Gobierno, Josep Lluís Carod Rovira, y el consejero de Interior, Joan Saura. Ni uno ni el otro obtienen comentarios positivos en los cables analizados. De entrada, se recuerda que sus dos partidos, ERC e ICV, representan a la "izquierda radical". "Hay pocas dudas de la seriedad y la ética del trabajo de Montilla, pero muchos dudan de su habilidad para mantener a raya a Carod y a Saura".

Sorpresa del cónsul al asumir Carod Exteriores "sin hablar inglés"

Más información

Carod es descrito como un político "espinoso" y "provocador". Con su nombramiento al frente de la política exterior de la Generalitat, Montilla habrá logrado una "genialidad" o habrá cometido "un gran error", dice uno de los cables. Carod "no habla inglés", se recuerda. En el análisis de la figura del vicepresidente se hace referencia también a su entrevista con la cúpula de ETA en Perpiñán en enero de 2004 y se hacen eco de las críticas que recibió por querer abrir una delegación de la Generalitat en Nueva York. Advierten los cables del cónsul: "no está nada claro que los catalanes estén contentos viendo cómo sus impuestos se destinan a oficinas costosas en una de las ciudades más caras del mundo, especialmente tras las quejas por falta de fondos en programas sociales y educativos".

El cónsul, Todd Robinson, informa a superiores de que la carrera de Carod y ERC para situar Cataluña en el mundo a través de las oficinas de la Generalitat puede tocar a su fin. "Fuentes oficiales próximas a Montilla explicaron recientemente al Cónsul General que el presidente ha decidido recortar sistemáticamente las competencias del vicepresidente en asuntos exteriores". La decisión del vicepresidente de abrir la oficina en Nueva York sería "la reacción de Carod al intento de Montilla de cortarle las alas", según este cable de 2006.

No causó mayores alegrías el nombramiento de Joan Saura al frente de Interior. Tres cables se refieren a él. Lo que más se lamenta es que su llegada al departamento motivara la salida del que había sido jefe de los Mossos d'Esquadra entre 1994 y 2006, Joan Unió. Este ex alto cargo es descrito como "un contacto extremadamente útil para el cónsul". "Se especula que Unió, que tenía buena relación con la anterior consejera de Interior , cree que no podrá trabajar tan eficazmente con el nuevo equipo". Consultado por EL PAÍS, Unió rechazó comentar ayer este punto y enmarcó dentro de la "normalidad" los contactos frecuentes con el personal diplomático.

Las denuncias por malos tratos de varios presos en la comisaría de Les Corts tampoco pasaron desapercibidas por la diplomacia estadounidense. Se relata como algo positivo que Saura ordenara la instalación de cámaras en los recintos policiales. "El pasado verano los Mossos fueron forzados a instalar cámaras de seguridad en una de sus más concurridas comisarías, y algunos agentes aún fueron cazados abusando de presuntos criminales". También se habla de los desmanes policiales en las manifestaciones estudiantiles contra el plan Bolonia . "Queda claro que las autoridades tienen dificultades para mantener el equilibrio entre una respuesta apropiada [a los actos violentos] y ser demasiado agresivas", dice un cable de febrero de 2009.

La oposición y su reacción ante la formación del segundo partido fue igualmente escaneada. El cónsul recurrió a Juan Rosell, presidente de Fomento del Trabajo, al que los cables califican de "insider" del PP. Había cierta preocupación en el consultado por si CiU daba la espalda a Zapatero como represalia por no haber impedido Este la reedición del tripartito. En su conversación con el cónsul, Rosell presagió que el enfado de CiU no duraría.

Puedes contactar en Eskup con el autor de esta información Miquel Noguer| Comenta esta noticia en la red social de EL PAÍS | La mayor filtración de la historia | Preguntas y respuestas | Ir al especial \\ [Los cables relacionados con esta información estarán disponibles a partir de las 13.00]

Buscador de cables

Ver todos los documentos »
Pleno monográfico en el Parlament de Catalunya sobre el acuerdo de financiación en julio de 2009. En la foto, el "tripartito", de izquierda a derecha: Joan Saura, Josep Lluís Carod Rovira y José Montilla.
Pleno monográfico en el Parlament de Catalunya sobre el acuerdo de financiación en julio de 2009. En la foto, el "tripartito", de izquierda a derecha: Joan Saura, Josep Lluís Carod Rovira y José Montilla.GIANLUCA BATTISTA

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de diciembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50