Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estado de alarma

Bono pacta con Zapatero y Rajoy un pleno reducido y sin réplicas

El presidente del Congreso, José Bono, ha pactado para hoy un pleno reducido, sin apenas debate, sin réplicas, y con tiempos muy pequeños.

Bono ha hablado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, y han acordado ese modelo de comparecencia. Técnicamente, es una comunicación del Gobierno a la Cámara, sin votación alguna, en la que el presidente da cuenta de los motivos que le han llevado a decretar el estado de alarma.

Zapatero hablará durante media hora. Luego intervendrán todos los portavoces, con un tiempo tasado de 10 minutos, exactamente igual para todos. Cerrará el presidente del Gobierno con una intervención que, según le ha trasladado a Bono, tendrá como objetivo no polemizar sino agradecer el apoyo de todos los grupos a la actuación del Ejecutivo para frenar a los controladores aéreos. No obstante, fuentes del Gobierno aseguran que Zapatero llevará preparada una respuesta alternativa, por si el líder del PP hace un discurso duro.

Fuentes del PP aseguran que Rajoy apoyará las medidas contra los controladores, pero expondrá críticas al Gobierno por no haber tomado decisiones antes para evitar esa situación. Otros portavoces, como Joan Ridao (ERC) y Gaspar Llamazares (IU), expondrán sus reservas a la declaración del estado de alarma y a la utilización del Ejército.

El PP mantuvo el sábado una posición muy crítica, a través de Esteban González Pons. En días posteriores ha ido matizando su posición, ante el riesgo de aparecer ante la opinión pública como el partido que defiende a los controladores, aunque ha mantenido distancia para evitar que el Gobierno rentabilice la posición de dureza.

De esa distancia se mantiene aún una batalla encendida por unas declaraciones de Gaspar Zarrías, secretario de Estado de Administración Territorial y miembro de la Ejecutiva del PSOE, en las que acusaba sin datos al Partido Popular de haber concertado con los controladores la protesta.

Como eco de esas palabras, el PP presentó ayer una iniciativa en el Congreso pidiendo la reprobación de Zarrías como número dos de Manuel Chaves en la vicepresidencia tercera. "Zarrías envilece la política y el ejercicio de la profesión de gobernante, y en política no todo vale y no puede haber en el Gobierno personajes de esta naturaleza", aseguró ayer Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del PP, para explicar esta iniciativa. "Las explicaciones deberían haberlas oído los españoles de Zapatero, no de los cien mil portavoces que tiene este Gobierno, que cada uno dice una cosa", añadió.

Para los próximos días está prevista la comparecencia del vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y del ministro de Fomento, José Blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 2010