Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS | Consecuencias del 28-N

Mas planteará a Duran ser su 'conseller en cap'

El dirigente democristiano todavía no ha recibido propuesta alguna

Artur Mas planteará a Josep Antoni Duran Lleida, líder del Grupo de Convergència i Unió (CiU) en el Congreso, que abandone sus tareas en Madrid y sea su mano derecha en el futuro Gobierno catalán. Mas tiene reservado para el dirigente democristiano el cargo de conseller en cap, una especie de primer ministro encargado, entre otros asuntos, de la coordinación del Ejecutivo. Aunque Duran todavía no ha recibido una propuesta en firme, se espera una reunión de ambos esta misma semana para acabar de perfilar la composición del Gobierno, una prerrogativa del presidente pero que Mas quiere compartir con Duran Lleida.

Mas comentó en la noche del martes, en una entrevista en TV-3, su intención de nombrar una persona que sea su máximo colaborador en el Ejecutivo, un número dos con amplias competencias. Pero se abstuvo de citar nombres. Destacadas fuentes de Convergència confirmaron ayer que, efectivamente, el futuro presidente tiene sobre la mesa e incluso ha comentado con sus más allegados en el partido que se plantea nombrar a Duran conseller en cap. Otra cosa es que el democristiano acabe aceptando porque supondría renunciar a su escaño en el Congreso y abandonar una labor en la que se siente muy cómodo. Por ejemplo, es presidente de la Comisión de Exteriores, pues la política internacional le entusiasma.

Un estrecho colaborador del democristiano declaró ayer a este periódico: "Duran no ha tomado ninguna decisión porque ni Mas se lo ha planteado ni él tiene intención de proponerse para el cargo".

En el seno de Unió hay división sobre tal eventualidad y los dirigentes consultados ofrecen al tiempo argumentos a favor y en contra. Pero todos ellos coinciden en un diagnóstico: "Si Mas quiere hacer el Gobierno de los mejores, Duran tiene que formar parte".

Si Duran se decidiese finalmente por aceptar la invitación, el liderazgo del grupo de CiU en la Cámara baja quedaría vacante, aunque en la actualidad este hecho no conllevaría graves problemas para la federación nacionalista. Por una parte, las negociaciones con el Gobierno central podrían dirigirse desde la Generalitat y, por otra, José Luis Rodríguez Zapatero ha firmado ya un acuerdo de legislatura con los nacionalistas del PNV.

Los estatutos de la federación estipulan que el cabeza de lista en las generales o el alcaldable en Barcelona debe ser un democristiano, aunque el pacto podría modificarse si Duran fuera nombrado conseller en cap. Algunas fuentes apuntan a que Oriol Pujol Ferrusola podría tomar el relevo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2010