El celador de Olot pide al juez volver a declarar

Joan Vila Dilmé, el celador de la residencia La Caritat de Olot (Girona) que ha confesado el asesinato por ingestión de lejía de tres ancianas, ha pedido volver a declarar ante el juez. Vila ha tomado la decisión una semana después de que el Juzgado de Instrucción número 1 de Olot ordenase exhumar los cuerpos de ocho residentes, cinco mujeres y tres hombres, fallecidos este año en La Caritat.

El forense señaló estas ocho muertes tras analizar los historiales clínicos y concluir que, por la situación basal y el rápido deterioro de los ancianos, estas "no pueden explicarse como muertes naturales", según el auto judicial.

El Juzgado también sospecha porque 12 de los 15 fallecimientos registrados en 2010 en el centro ocurrieron en fin de semana o días festivos, durante el turno de trabajo que cubría el celador detenido. En los últimos cinco años, en los que Joan Vila Dilmé trabajó en La Caritat, murieron 59 personas, 27 mientras él trabajaba.

Más información
El celador de Olot confiesa ocho nuevos asesinatos de ancianos
El celador de Olot asegura que quería a los 11 ancianos que mató

Relevante e importante

Vila comparecerá previsiblemente ante el juez el próximo martes y su declaración ha sido fijada a la una de la tarde. Su abogado, Carles Monguilod, explicó que el celador le comunicó ayer su intención después de visitarle en la cárcel de Brians, en Barcelona. Vila, de 45 años, sigue ingresado en el módulo psiquiátrico del centro penitenciario. Monguilod no quiso ofrecer detalles del contenido de la nueva declaración que hará su cliente, aunque sí adelantó que será "relevante" e "importante" para el caso.

Vila Dilmé fue detenido el pasado 18 de octubre, después de que los Mossos d'Esquadra investigasen la muerte de Paquita Gironès. La mujer había sido envenenada con lejía. Vila confesó que la obligó a beber el producto tóxico con una jeringuilla y aseguró que lo hizo por compasión por el delicado estado de salud de la víctima. Tres días después, ante el juez, confesó el asesinato de dos ancianas más: Sabina Masllorens y Montserrat Guillamet. A las tres las mató en la misma semana, del 12 al 17 de octubre.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS