El PP veta en el Congreso las ayudas a las autopistas

Veto por sorpresa a la enmienda a los Presupuestos para rescatar a las autopistas de peaje sin clientes durante tres años. El PP anunció a última hora del martes en el pleno del Congreso su veto a la tramitación de la enmienda transaccional que había elaborado el Gobierno sobre una de CiU.

Tanto los concesionarios de autopistas como el resto de grupos parlamentarios reaccionaron con sorpresa, cuando no con perplejidad, a la decisión del PP, ya que todos daban por hecho el apoyo de ese grupo al salvavidas que lanzaba así el Estado a las autopistas al borde de la quiebra, adjudicadas en su mayoría durante el Gobierno de José María Aznar.

La dirección del PP ha explicado que nadie del Gobierno les había consultado al respecto y que les molestó que se diese por hecho el apoyo de su grupo a la enmienda, informa Fernando Garea. Terminó de irritar al PP una respuesta del ministro de Fomento, José Blanco, la semana pasada al diputado Andrés Ayala en el pleno en la que acusó al PP de haber provocado con su "mala planificación y el derroche de gasto" la situación de las autopistas al borde de la quiebra.

CiU, el grupo autor de la enmienda que se transaccionó, también se sorprendió de la actuación del PP, toda vez que, según explica el diputado Pere Macías, el portavoz de Fomento del PP, Andrés Ayala, participó en todas las reuniones entre las empresas y los grupos políticos, y había mostrado su buena disposición. "Los mensajes que llegaban [del PP] no eran en absoluto hostiles", comenta una fuente del sector.

Además del adelanto de los ingresos por tráfico en una cuenta de compensación a la que se dedicaban 80 millones en 2011, el PP vetó de paso dos propuestas para el reequilibrio económico de las autovías de primera generación.

Una vez que el PP ha vetado la enmienda queda la opción de que se apruebe en el Senado. CiU volverá a presentarla, pero cabe la posibilidad de que la Cámara alta (donde el PSOE y sus socios no tienen mayoría) vete y devuelva los Presupuestos, de modo que el Congreso no tendrá más remedio que aprobarlos como salieron, sin la enmienda. Si es así, se buscará incluirla en cualquier otra ley en tramitación, para luego aprobar el dinero correspondiente, mediante una modificación presupuestaria con aumento de deuda pública.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS