Cartas al director
i

Opacidad

¿Saben que cada familia europea dedicamos unos 1.000 euros anuales en subvenciones a la agricultura? A mí, de entrada, no me parece mal, pero me gustaría saber exactamente dónde y a qué se dedica un volumen tan importante de recursos. ¿A la pequeña agricultura ecológica y sostenible? ¿A los rebaños que aún pastorean por nuestras tierras favoreciendo -entre otras muchas cosas- la dispersión de semillas?

Desde el año 2008, tras un acuerdo de la Unión Europea y en un ejercicio de transparencia, se decidió que parte de esta información fuera pública. Así, por ejemplo, he podido consultar que en el año 2009, la empresa Mercadona recibió dos millones de euros por su actividad agraria (¿?) o que la mitad de los perceptores de ayudas, unos 450.000, han recibido la misma cantidad total que solo 110 perceptores. Según informa EL PAÍS, el Tribunal de Justicia de la UE anula estas medidas informativas. Parece que citar quién recibe cuánto es ir demasiado lejos. Vamos a ver cuál es la reacción española. Mi juicio está claro: mala nota para el tribunal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de noviembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50