Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel protesta ante Londres por la ley de justicia universal

Políticos y diplomáticos no viajan a Reino Unido por temor a ser detenidos

Políticos, militares y diplomáticos israelíes no acudirán a la cita anual de alto nivel que mantienen con sus homólogos británicos para tratar "temas estratégicos". Con este gesto, el Gobierno israelí protesta contra la ley de jurisdicción universal británica, diseñada para perseguir a criminales de guerra y que en la práctica supone una amenaza para los dirigentes israelíes. Muchos de ellos evitan poner pie en suelo británico desde hace meses por temor a acabar detenidos, tras ser acusados de participar en crímenes de guerra.

El anuncio coincide con la primera visita oficial de William Hague, jefe de la diplomacia británica, a Israel y a los territorios palestinos. Hague se comprometió ayer ante su homólogo israelí, Avigdor Lieberman, a poner fin "a esta inaceptable situación". "La cuestión de la jurisdicción universal británica es algo que el nuevo Gobierno va a rectificar, pero lo haremos a nuestra manera y según nuestro propio calendario", aseguró Hague a la prensa en Ramala. El titular de Exteriores británico aclaró que en cualquier caso habrá que esperar meses hasta que la aprobación de una nueva ley agote los trámites parlamentarios necesarios.

El Gobierno británico anuncia que rectificará la ley "a su manera"

"Los activistas propalestinos han usado esta ley para sus propios intereses. Ningún mandatario israelí viajará a Londres en este contexto de acoso jurídico", indicó el portavoz de Exteriores israelí, Yigal Palmor, quien matizó que hace meses que se encuentran en esta situación.

Dan Meridor, viceprimer ministro israelí, canceló el mes pasado un viaje a Reino Unido después de ser informado de que corría peligro de ser detenido en relación con el asalto a la flotilla que trató de burlar el embargo de Gaza el pasado mayo y que se saldó con la muerte de nueve activistas. También la ex ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, canceló un viaje a Londres previsto para el año pasado, después de que un tribunal británico ordenara su detención como resultado de una querella palestina por su presunta responsabilidad durante la pasada guerra de Gaza.

También ayer, en la franja de Gaza, un hombre murió a causa de la explosión de un coche situado junto al cuartel general de la policía. Hamás acusó a Israel de estar tras el ataque. El Ejército israelí reconoció más tarde que había dirigido la operación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 2010