Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de entidades reclaman el "Estado laico, ya"

Un centenar de organizaciones, convocadas por Europa Laica y el Observatorio de la Laicidad, llamaron ayer en Madrid a movilizarse "por un Estado laico, ya". Lo hicieron con ese lema en el Parque de la Cornisa, en la zona donde el cardenal Antonio María Rouco quiere construir una monumental Ciudad de la Iglesia con el generoso beneplácito del Ayuntamiento local.

La concentración se produce dos semanas antes de la visita del Benedicto XVI a Santiago y Barcelona, sobre la que se exhibieron numerosas pancartas, como "Papa gorrón, contigo ni Dios" y "Papa o califa paguen sus visitas". El presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, desvinculó el acto de ayer del viaje del Pontífice romano, asegurando que cuando se convocó no conocían esta circunstancia. "El Papa puede venir a España cuando quiera", dijo. Reprocha, sin embargo, que sea recibido con honores de jefe de Estado y que la visita se financie con cuantiosos fondos públicos.

En el "acto laicista" participó Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida, uno de los convocantes. "El Estado hoy no solo está de rodillas ante el poder financiero, sino también ante el Vaticano. Nunca hasta ahora se habían dado tantas ayudas publicas a la Iglesia católica", dijo. Según los cálculos de Europa Laica, son "unas cifras cercanas a los 10.000 millones de euros" cada año.

La reivindicación del Estado laico también contó con el apoyo de organizaciones católicas, como Redes Cristianas, Iglesia de Base de Madrid y Cristianos por el Socialismo, presentes en la concentración junto a dirigentes vecinales, sindicales, ecologistas o de partidos como Izquierda Republicana o Esquerra Republicana de Cataluña.

La laicidad, según el manifiesto leído por la actriz Ruth Gabriel y el cineasta Emilio Ruiz Barrachina, pasa por la derogación de los Acuerdos de España con el Estado de la Santa Sede, de 1979. También se reclama al Gobierno una ley de libertad de conciencia que sitúe en pie de igualdad a todas las creencias y convicciones, sean de origen religioso o no. La concentración se desarrolló en un ambiente lúdico, con actuaciones, entre otras, del italiano Leo Bassi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de octubre de 2010